Los Kurdos

Por David Mandel

Los kurdos, cuya población se estima en 40 millones de personas, son un grupo étnico, unido por la historia y el idioma kurdo, que practica diversas religiones, incluyendo el Islam en sus sectas chiita, sunita, pero también los hay zoroastristas, cristianos y de otras religiones. Habitan en un territorio que se extiende desde el norte de Siria, el sureste de Turquía, el norte de Iraq hasta el noroeste de Irán.

El imperio otomano, derrotado en la Primera Guerra Mundial, fue desmembrado por los Estados victoriosos, que crearon lo que hoy son Israel y cuatro Estados árabes (Líbano, Jordania, Siria e Irak) aparte de Turquía misma. El Tratado de Sevres (1920) prometió crear un Estado kurdo independiente. Lamentablemente, los kurdos (no por última vez en su historia) fueron traicionados cuando, tres años despues, en el Tratado de Lausanne se fijaron las fronteras del Estado turco sin tomar en cuenta a los kurdos.

El resultado de esa decisión es que los kurdos quedaron como minorías en los diversos nuevos Estados, lo que condujo a genocidios, rebeliones y guerra de guerrillas. En Turquía constitiyen el 20% de la población, en Irak el 15%, en Iran el 10% y en Siria el 9%. En el Medio Oriente los kurdos son el cuatro grupo étnico más grande, después de los árabes, persas y turcos.

Los kurdos, uno de los pueblos mas antiguos del mundo, aparecen mencionados en una inscripción de Sumeria de hace 5,000 años. En el siglo 9 los árabes los conquistaron y los convirtieron al Islam. Durante los siglos 10 al 12 existieron varios reinos kurdos.

En el siglo 12, Saladín, un guerrero kurdo, luchó contra los Cruzados, y fundó una dinastía que gobernó Egipto durante dos siglos. Los árabes lo consideran como el mas grande heroe que ha tenido el Islam, y su memoria es honrada hasta hoy, incluyendo la principal avenida de Jerusalen Oriental que lleva su nombre.

Siria, antes de su guerra civil, trató de suprimir la identidad étnica de sus subditos turcos. Les prohibió utilizar el lenguaje kurdo, dar nombres kurdos a los niños, tener sus propios escuelas e imprimir libros escritos en kurdo.

A raiz de la guerra civil los kurdos tomaron el control de los territorios kurdos en Siria que limitan con Turquía. Erdogan, temiendo que los kurdos sirios apoyen en su rebelión a los kurdos turcos, recibió del presidente Trump luz verde para invadir el territorio, con el proposito de hacer alli una limpieza étnica y reemplazar a los kurdos con más de un millón de refugiados árabes sirios.

El mundo es indiferente al deseo de independencia de los kurdos, un grupo étnico, de lenguaje propio e historia milenaria, mientras que insisten obsesivamente en que los palestinos tengan un Estado, árabes que no se diferencian de los otros árabes en su identificación étnica, su lenguaje y su idioma, y que, recién en el Siglo 20, en reacción a la creación de Israel, declararon, por motivos tácticos, tener identidad propia.

El Estado palestino sería el Estado 22 de los árabes, aun si no tomamos en cuenta que Gaza es un Estado independiente de facto, y que la mayoría de la población de Jordania se auto identifica como palestinos.

Posdata: El abandono que ha hecho Trump de un fiel aliado es similar al abandono que hizo Barak del ejercito del sur de Líbano. Ambos casos son evidencia de ineptitud, ingratitud e indiferencia inmoral.

¿Cómo piensan los iraquíes?

Casi cuatro años después de que el Estado Islámico comenzó sus incursiones políticas y geográficas en todo Iraq, 2018 comenzó con el anuncio del primer ministro Haider al-Abadi de la liberación del territorio iraquí. Con las Fuerzas Especiales iraquíes liderando estos esfuerzos militares y aumentando la estabilidad en varias regiones, la opinión pública iraquí tiene una gran confianza en los servicios de seguridad y las instituciones policiales en términos de su capacidad para llevar a cabo sus responsabilidades y prestar servicios.

Esto contrasta fuertemente con la evaluación de la opinión pública de las instituciones políticas y la evaluación del desempeño del gobierno. La confianza en el parlamento y el poder judicial ha disminuido en más del 10 por ciento desde 2011. La corrupción sigue siendo uno de los desafíos más importantes que enfrenta Iraq al evaluar a los iraquíes, y una de cada cuatro personas considera que la corrupción está muy extendida en las instituciones estatales. Las opiniones de la gente sobre la economía no son mejores: dos de cada 10 personas ven la situación económica en 2019 como buena, en comparación con la mitad en 2013. Solo el 16 por ciento de los iraquíes dijeron que en general estaban satisfechos con el desempeño del gobierno.

Las elecciones de mayo de 2018, que tuvieron la menor participación electoral desde 2005, y los subsiguientes meses de esfuerzos minuciosos para formar un gobierno, no ayudaron a mejorar estas percepciones, si no contribuyeron a su deterioro. De hecho, la mayoría (60 por ciento) dice que las elecciones no fueron libres ni justas.

Estas evaluaciones negativas de las instituciones políticas, el desempeño del gobierno y la economía pueden estar detrás de la creencia generalizada de que Irak se está deteriorando en la democracia. Solo el 23 por ciento dice que su país es bastante democrático. Sin embargo, la mayoría (75 por ciento) cree que la democracia, a pesar de sus defectos, es mejor que otros regímenes.

Hay una tendencia reciente, relacionada con las opiniones sobre los Estados Unidos de América. Si bien el 63 por ciento de los iraquíes quieren abrir más su país al mundo, Estados Unidos no es uno de los países con los que los iraquíes generalmente quieren fortalecer sus lazos. Pero la mayoría (o incluso más cerca de una mayoría simple) quiere fortalecer las relaciones con China, Turquía y Rusia. Por lo tanto, existe una gran disparidad entre los porcentajes en diferentes regiones de Iraq, con respecto a las opiniones sobre política y relaciones con los Estados Unidos de América;

Estas fueron algunas de las principales conclusiones de la encuesta de opinión pública representante de la estatal llevada a cabo por el Barómetro árabe en Irak, del 24 de diciembre / Diciembre de 2018 al 27 de enero de 2019. La encuesta fue realizada a través de 2.461 entrevistas cara – a – cara entre los encuestados ‘ hogares, un margen de error fue de 2% La tasa de cooperación es del 86,7%.

Fuente: Barómetro Árabe

Aterrizaje en Riad: la geopolítica funciona a favor de Putin

Resultado de imagen para putin arabia saudita

Por Dr. Reena Marwah *

Cuando el presidente ruso Vladimir Putin aterrice en Riad esta semana por segunda vez en 12 años, es probable que su llamado a respaldar su propuesta de reemplazar el paraguas de defensa de los Estados Unidos en el Golfo con una arquitectura de seguridad multilateral sea una prioridad en su agenda.

También lo es el impulso de Putin para que Arabia Saudita finalice la adquisición del sistema de defensa antimisiles S-400 de Rusia a raíz del fracaso del armamento estadounidense para interceptar drones y misiles que el mes pasado golpearon instalaciones petroleras sauditas clave.

“Estamos listos para ayudar a Arabia Saudita a proteger a su gente. Necesitan tomar decisiones inteligentes … al decidir comprar los sistemas de defensa aérea S-400 más avanzados. Este tipo de sistemas son capaces de defender cualquier tipo de infraestructura en Arabia Saudita de cualquier tipo de ataque «, dijo Putin inmediatamente después de los ataques.

El impulso de Putin para un enfoque de seguridad multilateral se ve ayudado por las realidades cambiantes en el Golfo como resultado de las repetidas demostraciones recientes del presidente Donald J. Trump de su falta de fiabilidad como aliado.

Las dudas sobre Trump han sido alimentadas por su renuencia a responder con más fuerza a las provocaciones iraníes percibidas, incluido el derribo de un avión no tripulado estadounidense en junio y los ataques de septiembre contra las instalaciones sauditas, así como su distanciamiento del primer ministro israelí Binyamin Netanyahu después de las elecciones del mes pasado, y más recientemente, el presidente está dejando a los kurdos a su suerte mientras se enfrentan a una invasión turca en Siria.

Enmarcado en términos transaccionales en los que Arabia Saudita paga por un servicio, la decisión de Trump esta semana de enviar hasta 3.000 soldados y defensas aéreas adicionales al reino probablemente hará poco para aumentar la confianza en su fiabilidad.

En comparación, Putin, con el respaldo del presidente chino Xi Jinping, parece un socio mucho más confiable, incluso si Riad difiere de Moscú y Pekín en asuntos clave, incluidos Irán, Siria y Turquía.

“Si bien Rusia es un aliado confiable, Estados Unidos no lo es. Muchos en el Medio Oriente pueden no aprobar que Moscú apoye al régimen de Bashar al-Assad, pero respetan a Vladimir Putin por quedarse con el aliado asediado de Rusia en Siria «, dijo el estudioso y comentarista de Medio Oriente Mark N. Katz.

En un giro de ironía, la falta de confiabilidad de Trump junto con una estrategia de escalada gradual de Irán en respuesta a la imposición de severas sanciones económicas por parte del presidente en un intento por obligar a la República Islámica a la mesa de negociaciones parece haber moderado lo que se percibió como desastrosa actitud asertiva y robusta de la política exterior y de defensa saudita en los últimos años.

Si bien todos se beneficiarían de una disminución de las tensiones entre Arabia Saudita e Irán, el desempeño general de Trump como garante de la seguridad en el Golfo podría allanar el camino para un enfoque más multilateral de la arquitectura de seguridad de la región.

En la última señal de la voluntad de Arabia Saudita de retroceder , Arabia Saudita está retrasando las conversaciones de canal por primera vez en dos años con los rebeldes Houthi respaldados por Irán en Yemen. Las conversaciones comenzaron después de que ambas partes declararon ceses de fuego parciales en la guerra yemení de más de cuatro años.

Las conversaciones potencialmente abren la puerta a un acuerdo más amplio patrocinado por Rusia en el contexto de un cierto entendimiento sobre la no agresión entre el reino e Irán, en el que Arabia Saudita restablecería relaciones diplomáticas con Siria a cambio de que la República Islámica abandone su apoyo. para los hutíes.

Restaurar las relaciones diplomáticas y revertir la suspensión de la membresía siria por parte de la Liga Árabe debido a la guerra civil constituiría una victoria para los principales patrocinadores de Al-Assad, Rusia e Irán. Otorgaría una mayor legitimidad a un líder visto por segmentos importantes de la comunidad internacional como un paria.

Un intercambio de Siria entre Arabia Saudita e Irán por Yemen también podría facilitar las contribuciones financieras sauditas a la reconstrucción de Siria, devastada por la guerra. Arabia Saudita estuvo notablemente ausente en la Exposición Reconstruir Siria del mes pasado en Damasco. 

Es probable que Putin aproveche aún más su credibilidad mejorada, así como la cooperación entre Arabia Saudita y Rusia para reducir la producción de petróleo para impulsar los precios y persuadir a Arabia Saudita de que cumpla con sus promesas de invertir en Rusia .

Arabia Saudita acordó tomar una participación en el complejo de gas natural licuado Novatek Arctic-2 de Rusia, adquirir Sibur, la instalación petroquímica más grande de Rusia, e invertir otros US $ 6 mil millones en proyectos futuros.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, predijo que «se firmarán unos 30 acuerdos y contratos durante la visita del presidente Putin a Arabia Saudita. Estamos trabajando en ello. Estos son proyectos de inversión, y la suma en cuestión es de miles de millones de dólares «.

En previsión de la visita del Sr. Putin, el fondo soberano de Rusia, el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), dijo que estaba abriendo su primera oficina en el extranjero en Riad .

Se cree que RDIF y la contraparte del reino, el Fondo de Inversión Pública (PIF), están considerando una inversión de alrededor de US $ 2.5 mil millones en tecnología, medicina, infraestructura, transporte y producción industrial.

El fondo ruso también está discutiendo con Aramco, la compañía petrolera estatal saudita, inversiones por US $ 3.000 millones en servicios petroleros y proyectos de conversión de petróleo y gas.

El interés de Arabia Saudita en la cooperación económica con Rusia va más allá de la economía. Asegurar que las potencias mundiales tengan una participación cada vez mayor en la seguridad del reino es un pilar de un enfoque regional más multilateral

El experto ruso en Oriente Medio, Alexey Khlebnikov: «Claramente, los recientes ataques a las instalaciones petroleras de Arabia Saudita han cambiado muchos cálculos de seguridad en toda la región «.

Fuente: Eurasia Review

* James M. Dorsey es miembro principal de la Escuela de Estudios Internacionales S. Rajaratnam de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur y autor del blog, The Turbulent World of Middle East Soccer.

De Romanos y Bárbaros

Resultado de imagen para george Chaya
George Chaya, Analista Internacional

La única democracia de los países árabes fue sistemática y progresivamente asesinada desde 1975 ante el silencio y la mirada de Occidente. Europa jamás condenó el “Libanicidio” árabe. No lo hizo cuando el 13 de octubre de 1990, el ejército sirio asesinó 927 cristianos en Beirut y secuestro otros 2073, de ellos 1036 continúan desaparecidos al día de hoy. Como respuesta el mundo miro hacia otro lado. La propaganda fóbica continua selectivamente dedicada a Sabra y Chatila sin mencionar masacres como los campamentos palestinos de Taal Al-Zatar o Borj Al-Barajneh; cuya responsabilidad próxima al ejército sirio y al grupo Amal, no hacen rentables las masacres, incluso si en estas murieron 11000 palestinos, como ocurrió.

Para los que rechazamos la violencia, es imposible soslayar la muerte de refugiados a manos de los milicianos de Elías Hobeika, quien decidió vengar por propia mano el magnicidio del presidente Bachir Gemayel, asesinado en un complot sirio-palestino ejecutado por Habib Chatouni, del Partido Nacional Socialista Sirio (PNSS) el 14 de septiembre de 1982, dos días antes de las matanzas. Sabra y Chatila forman parte de una página más de la tragedia de sangre inocente derramada en la guerra civil libanesa.

Esa tragedia incluye otros muchos actos de genocidio perpetrados desde el 3 de septiembre del 75 al 10 de junio de 1989 como: Deir Al-Ayach, Damour, Yieh, Cheka, Huche Baradah, Kab Elías, Aintoun, Jouneh, Khyam, Ka’as, Baalbeck, Batroun, Niha, Doumah, El Chouf y Zahle. Crímenes no mencionados y olvidados por el mundo, tal vez porque no puede culpar a Israel, tal vez porque no existían cadenas como CNN o Al-Yazira o tal vez porque los periódicos españoles no enviaban corresponsales a Beirut en ese tiempo. La selectiva memoria de organismos defensores DD.HH. y medios de prensa, se centra exclusivamente en Sabra y Chatila, los desgraciados hechos de 1982. Pero esta selectividad Occidental afecta a los propios palestinos, pues los defensores de los derechos humanos no hablan de otros crímenes que se repitieron en mayo de 1985, cuando el ejército sirio volvió a entrar en Chatila y asesino más de 600 palestinos en colaboración con la milicia chiíta Amal. Es curioso cómo si no hay un Israel cerca, no hay un sólo defensor de los derechos humanos tampoco.

El aquelarre de sangre de aquellos años marco también otras fechas dolorosas para el pueblo libanés. En septiembre del ‘83, 112 aldeas en Chouf fueron limpiadas étnicamente de cristianos por milicianos palestinos -incluido nuestro pueblo familiar, Dakkoum-. Entre el 25 y 28 de junio de 1978, un comando sirio al mando de Ali Dib, fusiló 243 civiles cristianos de Ka’as y Ra’as-Baalbeck, culpándoles de pertenecer a la resistencia cristiana; previamente, madres, esposas e hijas fueron violadas y sus propiedades incendiadas, ni un defensor de los derechos humanos levanto la voz.

En agosto de 1979, tropas sirias y guerrillas palestinas atacaron Nuha, Amioun y Trípoli, causaron 708 muertos, 1620 heridos y 49 secuestrados-desaparecidos. Entre 1979 y 1982, los asesinatos masivos, secuestros, torturas y el exilio de miles de libaneses cristianos dieron a la ocupación sirio-palestina el control casi total del país. La prensa libanesa se debatía entre la censura y los asesinatos de periodistas. El 24 de febrero de 1980, el presidente del sindicato de periodistas libaneses, Salem Laouzi, fue secuestrado por el Mukhabarat sirio; su cadáver, despedazado, apareció días después en el bosque Aramouni, ambas manos estaban desintegradas por ácido, un mensaje mafioso usual a los pocos periodistas libres que quedaban en Líbano, ese sería el final de cualquiera que con su pluma enfrentara la ocupación siria-palestina del país. Sin embargo, durante todos estos años, muchas ONG’s, la izquierda internacional y medios de prensa se han dedicado a la tarea de criminalizar solo a un sector, que sin duda y como todos, participó de aquel Libanicidio absurdo. Pero con operaciones de prensa adicta solo impiden el descanso en paz de casi doscientos mil hombres, mujeres, niños y ancianos asesinados en esa guerra estúpida. Al no narrarse la verdad se continúa con la injusticia.

La patológica parcialidad de sectores ideologizados no hace sino evidenciar su miopía hipócrita al momento de dar importancia a los muertos. Los falsos progresistas, siempre listos y complacientes en el apoyo de regímenes brutales y asesinos se reflejan en su propio espejo, gustan de vivir los beneficios de ser Romano, pero aplauden a los Bárbaros.

«No hay honor en el asesinato»: los asesinatos por honor son un problema y lo sabemos

Resultado de imagen para Sana Uqba
Por Sana Uqba

El asesinato de la artista de maquillaje palestina Israa Ghrayeb provocó alboroto en todo el mundo, especialmente en el Medio Oriente, donde los asesinatos por honor prevalecen en gran parte de la región.
Ghrayeb, de 21 años, llegó a los titulares internacionales esta semana después de que los informes se filtraron lentamente de Belén, Palestina, revelando detalles desalentadores de su muerte en su ciudad natal.

Los informes surgieron por primera vez en Twitter el viernes por la noche y afirmaban que la joven empresaria palestina, que había acumulado miles de seguidores en Instagram por sus talentos de maquillaje, había sido asesinada por hombres de su familia en lo que muchos describieron como un asesinato por honor.

Ghrayeb supuestamente provocó la furia de su hermano, padre y otros parientes varones por publicar un video de sí misma durante una cita acompañada con su prometido en línea.

Según los informes, el vídeo fue visto por el primo de Ghrayeb que lo compartió con la familia. Solo unas horas más tarde, apareció otro vídeo en línea que mostraba los momentos antes de la muerte de Ghrayeb, donde se la oyó gritar por su vida en el hospital donde ingresó para recibir tratamiento después de sufrir heridas en un ataque anterior en su casa.

El asesinato causó alboroto en toda la región y fue descrito por Adalah Justice Project, una organización palestina de derechos humanos, como «atroz».

«Israa fue asesinada por miembros de su familia después de publicar un vídeo selfie de una excursión con su prometido. El crimen se llama asesinato de ‘honor’, pero esto es engañoso y falso. No hay honor en el asesinato», dijo el grupo. dijo en un comunicado, pidiendo una investigación sobre el asesinato.

A las pocas horas del informe, #WeAreIsraaGhrayeb comenzó a aparecer en línea con muchos datos, cifras, opiniones e incluso testimonios relacionados con asesinatos por honor y abuso doméstico, destacando cuán frecuente es la violencia contra las mujeres en la región y en gran parte del mundo.

Lo que piensan los árabes

El acto criminal de asesinato por honor es uno en el que los familiares matan a un miembro de la familia, generalmente una mujer, por presuntamente deshonrar a la familia, avergonzando su nombre y reputación entre la sociedad.

Aunque es difícil ubicar estadísticas precisas y actualizadas sobre el número de asesinatos por honor cometidos en la región, una encuesta reciente basada en opiniones mostró lo que los árabes piensan sobre el acto criminal punitivo en 2019.

Las cifras, encontradas por la encuesta más grande y profunda realizada en Medio Oriente y África del Norte para BBC News Arabic por la red de investigación Arab Barometer, mostraron que los asesinatos por honor fueron considerados aceptables por el 27 por ciento de los argelinos, el 25 por ciento de los marroquíes, 14 por ciento de sudaneses, 21 por ciento de jordanos y 8 por ciento de tunecinos, libaneses y palestinos.

La encuesta preguntó a más de 25,000 personas en 10 países y los territorios palestinos entre finales de 2018 y la primavera de 2019. Curiosamente, mostró un gran aumento de encuestados que se describieron a sí mismos como no religiosos, lo que indica que los asesinatos por honor no son en absoluto un tema religioso sino cultural. y epidemia social.

Los asesinatos por honor provienen de pensamientos e ideas patriarcales que han plagado al mundo, no solo al Medio Oriente, durante siglos.

Un estudio de 2011 de la Organización Mundial de la Salud [OMS] encontró que el 38 por ciento de los asesinatos de mujeres son cometidos por un compañero íntimo masculino.

«Los hombres tienen más probabilidades de perpetrar violencia si tienen normas de género desiguales, incluidas actitudes que aceptan la violencia y un sentido de derecho sobre las mujeres», dijo el estudio de la OMS.

«Las situaciones de conflicto, posconflicto y desplazamiento pueden exacerbar la violencia existente, como por parte de parejas íntimas, así como la violencia sexual y la no-pareja, y también pueden conducir a nuevas formas de violencia contra las mujeres», agregó.

Esto se reflejó en la encuesta del Barómetro Árabe, que realizó una investigación en Yemen, Irak, Libia y Egipto, así como en lo mencionado anteriormente, y encontró que más del 50 por ciento de los encuestados en cada país sostuvo que el esposo, o una figura masculina en el hogar, debería La decisión final sobre todos los asuntos familiares.

Las estadísticas, aunque desafortunadas, hacen poco para sorprender a los que están familiarizados con la región.

A pesar de los recientes e innovadores desarrollos históricos, el mundo árabe tiene un largo camino por recorrer para lograr la verdadera igualdad de género. El patriarcado, la misoginia y la violencia contra las mujeres siguen siendo rampantes e incluso aquellos alabados por defender los derechos de las mujeres pueden caer en la trampa de la inferioridad de los hombres.

La cantante superestrella yemení-emiratí Balqees Fathi recibió una reacción violenta por su comentario sobre el caso de Israa Ghrayeb, sugiriendo que las familias y los hermanos deberían «disciplinar» a sus familiares femeninos en casa y no en público, según el caso de Ghrayeb.

Los comentarios de la joven artista sorprendieron a muchos considerando su papel como campeona del Planeta 50-50 para la Región de los Estados Árabes, que ve su trabajo con la ONU para ayudar a las mujeres y niñas jóvenes en su camino hacia el espíritu empresarial en la región.

Leyes obsoletas

Cifras impactantes del Índice Árabe del Centro de Investigación Árabe revelaron un porcentaje relativamente alto de encuestados que creen que un hombre debería golpear a su esposa en «algunas circunstancias personales».

En la parte superior de la lista, el 45 por ciento de los encuestados sudaneses estuvo de acuerdo con la declaración, seguido poco después por Egipto con el 41 por ciento y Túnez con el 40 por ciento. En total, un promedio del 27 por ciento estuvo de acuerdo con la declaración en toda la región.

Del mismo modo, el 58 por ciento de los encuestados en Túnez dijo que creía que la violencia contra las mujeres es rampante en el país, haciendo eco de sentimientos similares en un 44 por ciento en el Líbano y el 31 por ciento en Marruecos.

En general, un promedio del 25 por ciento de los encuestados en 12 estados árabes estuvo de acuerdo con la declaración, mientras que el 38 por ciento creía que la violencia contra las mujeres existía en «cierta medida».

Pero es obvio que esta forma de pensar anticuada puede agravarse debido a leyes débiles en todo el Medio Oriente, muchas de las cuales evitan y despiden a las víctimas en favor de sus atacantes masculinos.

Las leyes en todo el mundo árabe, o la falta de ellas, hacen que muchas víctimas pierdan, mientras los perpetradores escapan, la verdadera justicia.

«La legislación vigente contribuye, en gran medida, a crear una conciencia social de que matar con el pretexto de honor es aceptable», dijo un informe de derechos humanos de la ONU de 2014 escrito por el juez palestino Ahmad al-Ashqar.

Después del asesinato de Ghrayeb, los manifestantes exigieron justicia para la mujer asesinada en Palestina, arrojaron luz sobre lo que describieron como un sistema legal obsoleto y pidieron a las autoridades que los protejan de la violencia de género.

Este impulso de cambio estructural en toda la región se reflejó en las estadísticas del Índice Árabe, que mostró que una mayoría abrumadora estuvo de acuerdo y, de hecho, alentó medidas punitivas contra hombres que abusan físicamente o se involucran con violencia contra las mujeres, lo que indica un consenso general con la esperanza por una sociedad más segura para las mujeres en el mundo árabe.

*Sana Uqba es periodista en The New Arab.

Fuente: The New Arab, Traducción libre de CCEIIMO.