Análisis: Cómo Irán está transformando a Irak en un segundo Líbano

El gobierno de Irak parece estar jugando un doble juego con Estados Unidos e Irán sobre la influencia de la organización paraguas Hashd al-Shaabi, apoyada por Irán, de milicias predominantemente chiítas en el país.

Irak juega un doble juego al afirmar que integra las milicias chiítas respaldadas por Irán en sus fuerzas militares.

El gobierno de Irak parece estar jugando un doble juego con Estados Unidos e Irán sobre la influencia de la organización paraguas Hashd al-Shaabi, apoyada por Irán, de milicias predominantemente chiítas en el país.

Casi tres años después de que se aprobara una ley que hace que Hash al-Shaabi sea parte integrante de las fuerzas de seguridad iraquíes, el Primer Ministro iraquí Adel Abdul Mahdi emitió un decreto que ordena a la organización respaldada por Irán a integrarse completamente en el ejército iraquí y abandonar las afiliaciones anteriores.

Mahdi emitió un ultimátum que dijo que las oficinas de las milicias afiliadas a Hasd al-Shaabi debían cerrarse antes del 31 de julio, mientras que las milicias también deben poner fin a su práctica de borrar los puestos de control en las áreas donde desean aumentar su influencia.

Las milicias que no cumplan con la orden serán consideradas organizaciones ilegales, mientras que Mahdi les dio la opción de transformarse en partidos políticos después de abandonar sus armas. A primera vista, la medida pareció ser el resultado de la presión estadounidense para frenar la influencia iraní en Irak.

Sin embargo, si analizamos de cerca lo que realmente está sucediendo en las relaciones Irán – Irak, veremos que el decreto beneficia a Irán y que Irak está jugando un doble juego. La administración estadounidense del presidente Donald J. Trump comenzó a presionar a Irak para que frenara las actividades de Hashd al-Shaabi después de una serie de ataques contra objetivos relacionados con Estados Unidos en Irak por parte de milicias afiliadas a la organización paraguas.

El Departamento de Estado, además, concluyó que era la delegación iraní en Irak y no la milicia Ansar Allah (Houthi) en Yemen la que estaba detrás de un reciente ataque de aviones no tripulados en Arabia Saudita. La semana pasada, The Wall Street Journal informó que el Departamento de Estado «dijo que tenía pruebas de que los drones utilizados en el ataque se originaron en el sur de Irak, un área llena de grupos yihadistas chiítas pro iraníes (Hashd al-Shaabi) que luchan bajo el mando de «Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (iraní) (IRGC)».

Las conclusiones del Departamento de Estado se produjeron después de una visita del secretario de Estado Mike Pompeo a Irak, donde habló sobre las actividades iraníes en el país. Después de reunirse con los líderes iraquíes, Pompeo dijo que había «instado al gobierno iraquí, por su propia seguridad, a poner a todas esas fuerzas [las milicias] bajo el control central de Irak».

El decreto de Mahdi fue bien recibido por algunas milicias de Hashd al-Shaabi, mientras que las poderosas brigadas de Hezbolá no tomaron una postura clara sobre la decisión y en su lugar instaron al gobierno iraquí a reprimir las supuestas redes de espionaje en Irak comenzando con la Embajada de los Estados Unidos en Bagdad.

Las brigadas de Hezbolá la semana pasada publicaron grabaciones de audio y charlas de WhatsApp entre Mahmoud al-Falahi, el comandante de las operaciones del ejército iraquí en la provincia de Al-Anbar y un agente de la CIA sin nombre que mostró que al-Falahi le había dado a la CIA las coordenadas detalladas de las bases militares en La región de la frontera iraní. Fars News, un medio de comunicación controlado por el IRGC en Irán, dijo que al-Falahi había puesto en peligro la seguridad nacional de Irak y afirmó que también había entregado información confidencial a la agencia de espionaje israelí Mossad.

Otros líderes de Hashd al-Shaabi prometieron de modo amenazante que ignorarían la orden de Mahdi y alardearon de que el primer ministro y los estadounidenses «están soñando» si creen que pueden implementar la decisión. Sin embargo, los líderes de las facciones más grandes de Hashd al-Shaabi, como Asaib Ahl al-Haq y la Organización Badr, dieron la bienvenida al decreto de Mahdi.

La razón por la que estos grupos están a favor de incorporar a Hashd al-Shaabi como parte integral del ejército iraquí es que efectivamente transformará a Irak en un segundo Líbano donde Hezbolá está siguiendo las órdenes de Irán y está tomando las decisiones. Ser parte del ejército iraquí le daría a Hashd al-Shaabi el mismo estatus que el IRGC en Irán y les daría acceso a armas estadounidenses sofisticadas.

EE. UU. Ha proporcionado más de 22 mil millones de dólares en ayuda militar a Irak desde 2005 y ha entregado modernos tanques M1A1 al ejército iraquí, por ejemplo. Hay otros signos de que Irak se está convirtiendo en un estado proxy iraní donde el comandante de la Fuerza Quds del IRGC, Qassem Soleimani, está tomando las decisiones realmente importantes.

Irak logró obtener exenciones en las sanciones (petroleras) impuestas a Irán a pesar de ser uno de los países más ricos en petróleo del mundo.

Además, Irak está estableciendo un nuevo sistema financiero que evitará las sanciones de los Estados Unidos al crear una copia del Instex de la UE. «El gobierno iraquí continuará pagando a Irán por el gas depositando dinero en una cuenta bancaria especial dentro de Irak, en dinares iraquíes», anunció un funcionario del gobierno iraquí.

La semana pasada, Irán, Irak y Siria también firmaron un acuerdo que creará un «corredor de transporte multimodal» de Teherán a Damasco. El acuerdo permitirá a Irán completar su puente terrestre desde la frontera iraní en la provincia de Nínive en Irak hasta los Altos del Golán sirios.

Luego está el gran aumento de las exportaciones iraníes a Irak, que han aumentado un 20 por ciento en los últimos 100 días en comparación con el mismo período del año pasado. Irán exportó a su vecino todos los días una cantidad asombrosa de $ 25 millones en bienes durante los últimos tres meses, mientras la República Islámica trata de importar productos iraquíes con la ayuda del Banco Central de Irak.

Los dos países también están estableciendo zonas industriales cerca de los cruces fronterizos tanto en Irán como en Irak, lo que impulsará aún más los lazos económicos. Entonces, ¿el decreto de Mahdi ayuda a Estados Unidos o Irán? El Primer Ministro iraquí debe su nombramiento a Hashd al-Shaabi, que forma parte del llamado bloque Fatah, y emitió la orden luego de consultar con su nuevo jefe de personal, Mohammed al-Hashimi, también conocido como Abu Jihad. Al-Hashimi está afiliado a Hashd al-Shaabi y, según informes, toma sus órdenes de Qassem Soleimani, el comandante de la Fuerza Quds del IRGC.

Fuente: Times of Israel, Traducción libre CCEIIMO

La reunión trilateral Israel-EE. UU.-Rusia: motivos y ramificaciones

Resultado de imagen para russia usa israel

Por Zvi Magen

La reunión de los asesores de seguridad nacional de los Estados Unidos, Rusia e Israel a fines de junio es un logro de la política de Israel, que navega entre los intereses de Moscú y Washington y es parte en el diálogo de las superpotencias sobre el futuro de Siria y La intervención iraní en ese país. Para los Estados Unidos y Rusia, este es otro paso en sus esfuerzos por crear vínculos más estrechos y centrar el diálogo entre ellos en asuntos de disputa. 

La elección de Israel como sede de la reunión fue para enfatizar su papel regional, y también es posible que tanto Washington como Moscú tengan interés en expresar su apoyo a Israel en el contexto de Siria y de Irán. Israel tiene interés en participar en conversaciones sobre temas regionales, pero al hacerlo, también podría estar invitando a una medida de riesgo.

Los asesores de seguridad nacional de los Estados Unidos, Rusia e Israel se reunirán en Israel a fines de junio. Esto marca un logro para la política de Israel, que ha logrado navegar entre los intereses de Moscú y Washington y ser parte en el diálogo de las superpotencias sobre el futuro de Siria y sobre la intervención iraní en ese país. Para Estados Unidos y Rusia, este es otro paso en sus esfuerzos por crear vínculos más estrechos y centrar el diálogo entre ellos en asuntos que están en disputa. Este artículo pretende despejar al menos algo de la niebla que nubla la reunión.

 

La agenda de esta reunión, cuyo formato es inusual, aún no se ha hecho público. Los informes de los medios internacionales sugieren que pretende ser una discusión sobre un acuerdo sobre Siria. Este marco implicaría la discusión de la continua intervención de Irán en ese país. Pero se puede suponer que, dado el discurso mejorado entre Rusia y los Estados Unidos, la reunión tendrá un valor diplomático inherente en sí misma, y ​​que también abordará los problemas globales en las respectivas agendas de los poderes.

 

La intención (por parte de los Estados Unidos e Israel, al menos) parece ser discutir el desarrollo de una política compartida sobre Siria e Irán. En cuanto a Siria específicamente, se puede suponer que tratarán de promover un acuerdo sobre la base de las conversaciones lideradas por la ONU en Ginebra, en contra de las conversaciones celebradas en Astana en las que Rusia, Irán y Turquía participaron. Aquí, el objetivo sería avanzar la reforma política en Siria. Rusia, por su parte, exigiría un acuerdo de Estados Unidos para el papel oficial del presidente Bashar al-Assad y para su candidatura en las próximas elecciones presidenciales en Siria. Dado el empeoramiento de la crisis entre Irán y los Estados Unidos en la región del Golfo, los Estados Unidos esperan que Rusia apoye su política sobre la cuestión iraní,

 

No debe descartarse que el pivote en la política de Oriente Medio de Rusia, expresado en su acercamiento y estrecha cooperación con Israel después de un período visiblemente frío, así como en la creciente tensión con Irán y el régimen de Assad, se deba principalmente a su apuesta por crecer más cerca de los Estados Unidos. La reunión programada para llevarse a cabo en Israel es aparentemente otra manifestación de esto.

 

El creciente acercamiento entre Washington y Moscú es evidente recientemente por los contactos regulares entre altos funcionarios de ambos lados. Una reunión entre el presidente Donald Trump y el presidente Vladimir Putin también está programada al margen de la cumbre del G20 en Tokio. Sin embargo, aún es demasiado pronto para evaluar el éxito de este proceso, entre otras cosas debido a la presión doméstica que se aplica a cada presidente para evitar gestos que podrían mejorar las relaciones.

 

El presidente Trump puede sentirse más libre, al menos después de la publicación del informe del Asesor Especial Mueller, al menos cuando se trata de mantener un diálogo con Rusia. También parece que la administración Trump está actualmente interesada en tratar de aprovechar la disposición de Rusia para discutir la remoción de las fuerzas iraníes de Siria, en cooperación con Israel, e incluso tomar medidas frente a Irán para mitigar las tensiones en el Golfo y Alentar a Irán a aceptar nuevas negociaciones sobre el acuerdo nuclear. Un factor que contribuye al interés de Rusia en mejorar los lazos con los Estados Unidos es su deseo de lograr un rápido final de la crisis siria mientras se cobran las fichas que obtuvo en el país, así como de mejorar las relaciones con Occidente, a saber, Europa. con respecto a la esfera postsoviética, con la esperanza de que se eliminen las sanciones,

 

Aún así, sigue sin estar claro si la esperanza estadounidense de redactar entendimientos con Rusia se cumplirá. Cabe recordar que Rusia e Irán son socios en la lucha de la guerra siria junto con el régimen de Assad, aunque, como ya se dijo, las brechas en sus posiciones sobre la configuración del futuro de Siria se han ido incrementando gradualmente. Las tensiones también han aumentado entre ellos recientemente, a la luz de la crisis entre Irán y los Estados Unidos.

 

La intención de Rusia de cambiar el patrón de su cooperación con Irán mientras se acerca a Occidente y a Israel parece haberse decidido ya hace un año. Por ejemplo, el ruso propuso a Estados Unidos e Israel tanto en la cumbre de Helsinki de julio de 2018 como en la conferencia de París que se celebrará más adelante en noviembre, que obligaría a Irán a abandonar Siria. Sin embargo, parece que la implementación del plan encontró resistencia entre los jugadores influyentes dentro de Rusia, quienes temían un acercamiento con los Estados Unidos y un abandono de Irán y, por lo tanto, preferían una confrontación continua entre las superpotencias, con Irán como un socio anti-occidental. No obstante, parece que el presidente Putin recientemente logró progresar con esto, a pesar del hecho de que las brasas de la recalcitación de la oposición todavía están ardiendo. Por lo tanto, es demasiado pronto para evaluar qué tan serio es el liderazgo ruso sobre el plan. Su implementación todavía está muy lejos debido a la oposición de Irán y el régimen sirio.

 

El liderazgo ruso también ha hecho esfuerzos para mejorar las relaciones con Israel. Este esfuerzo ha sido especialmente notable dada la oposición dentro de Rusia a cambiar su política en el Medio Oriente. La crisis entre los países tras el incidente en el que un avión de reconocimiento ruso fue derribado sobre Siria en septiembre de 2018 fue avalada por la oposición. Terminó a fines de febrero de 2019, cuando, durante una reunión entre el presidente Putin y el primer ministro Netanyahu, Rusia le ofreció a Israel un nuevo marco para cooperar en la creación de un acuerdo en Siria que implicaría la eliminación de las fuerzas extranjeras, principalmente Irán, del territorio del país. . Es posible que este movimiento esté destinado a ayudar a avanzar los entendimientos entre Moscú y Washington.

 

Parece que Rusia también intentará alentar la salida de las fuerzas estadounidenses de Siria, aunque también exigirá que coordinen su salida con Moscú para que pueda hacer arreglos para llenar el vacío que los estadounidenses dejarán en el área noreste del país . El control de Assad es buscado por el régimen de Assad; los iraníes, que quieren controlar la frontera entre Irak y Siria y los campos minerales en el este de Siria; Combatientes kurdos bajo las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF); y Turquía, que hará cualquier cosa para impedir la autonomía kurda en el norte.

 

En resumen, parece que la reunión ruso-estadounidense-israelí programada constituirá otra etapa en la renovación del diálogo entre Estados Unidos y Rusia, cuyo propósito principal es abordar asuntos que son cruciales para ambas partes en las esferas internacionales. En el marco de la reunión, se planea una discusión para redactar una política común con respecto a la influencia iraní y siria en ella, la eliminación de fuerzas extranjeras del territorio del país, así como un intento de reunir la voluntad de una acción conjunta para resolver los desafíos de la región. . En cuanto a Siria específicamente, las conversaciones se centrarán en la estabilización y en un acuerdo político para el país, pero es dudoso que Estados Unidos esté dispuesto a cooperar con Rusia a cambio de reconocer el régimen de Assad o ayudar a financiar la reconstrucción de Siria. En cuanto a Irán,

 

La elección de Israel como sede de la reunión fue para enfatizar su papel regional, especialmente dado el hecho de que el acercamiento ruso-estadounidense aún no ha ganado un amplio apoyo en los Estados Unidos ni en Rusia, para el caso. Es posible que tanto Washington como Moscú tengan interés en expresar su apoyo a Israel en el contexto de Siria y de Irán. Israel, que tiene un papel en este diálogo, tiene interés en participar en conversaciones sobre asuntos regionales relacionados con Siria e Irán. Sin embargo, al hacerlo, Israel también podría estar invitando a una medida de riesgo, ya que las conversaciones podrían conducir a acuerdos que se relacionarán principalmente con un acuerdo político y el apuntalamiento de la estabilidad de Siria, sin abordar los intereses israelíes en ese contexto.

 

De cualquier manera, la reunión en Israel de los asesores de seguridad nacional representa un logro diplomático para Israel. Incluso si los participantes no llegan a acuerdos prácticos sobre el futuro de Siria y la remoción de las fuerzas iraníes del país, el hecho mismo del evento mejora el estado de Israel y la posibilidad de que pueda ejercer influencia sobre un futuro alojamiento en Siria . Rusia ya ha prometido limitar la actividad iraní y, en ocasiones, toma medidas importantes para demostrar que está cumpliendo su promesa, incluso redistribuyendo las fuerzas y representantes de Irán lejos de la frontera con Israel.

 

Durante la reunión, el asesor ruso intentará ganar legitimidad para el continuo gobierno de Assad en Siria y reconocer que ganó la guerra civil y que es insustituible, al menos en los próximos años. Por lo tanto, es recomendable que Israel exija, a cambio de un reconocimiento del gobierno de Assad, el establecimiento de un canal de enlace militar con el régimen sirio, a fin de coordinar las expectativas: para evitar malentendidos; asegurar que el régimen impida la acción de grupos terroristas y representantes iraníes en los Altos del Golán; y para evitar una escalada debido a que cualquiera de los dos lados lea erróneamente las intenciones y acciones del otro.

Fuente: The Institute for National Security Studies

Estados Unidos ofrece 10 millones de dólares a quien aporte información que interrumpa finanzas de Hezbollah

La administración Trump ofrece recompensas de hasta 10 millones de dólares por información que ayude a interrumpir las finanzas de la organización chií Hezbollah del Líbano.

Los departamentos de Estado y del Tesoro señalaron que el dinero puede ser proporcionado a aquellos que expongan “una fuente de ingresos para Hezbollah o sus mecanismos clave de facilitación financiera, o bieb sus principales donantes o facilitadores financieros de Hezbollah”.

“Instituciones financieras o casas de cambio que facilitan las transacciones de Hezbollah, negocios o inversiones de propiedad o controlada por Hezbollah o sus financista, empresas de primera línea dedicadas a la adquisición internacional de tecnología de doble uso en nombre de Hezbollah y esquemas delictivos que involucran a los miembros y simpatizantes de Hezbollah que benefician financieramente a la organización”, indicaron.

El sitio Web de Rewards for Justice indica que “Hezbollah recibe una cantidad importante de armas, entrenamiento y financiamiento de Irán, el cual ha sido clasificado por la Secretaria de Estado como un país promotor del terrorismo”. El Departamento de Estado designó al Hezbollah como Organización terrorista extranjera (FTO, por sus siglas en inglés) en octubre de 1997 y como Terrorista mundial especialmente designado (SDGT, por sus siglas en inglés) en octubre de 2001 bajo el Decreto Ejecutivo 13224.

Según detalló Israel Hayom, los pagos se realizarán mediante el programa “Recompensas por la justicia” del Departamento de Estado, que generalmente ofrece efectivo por información que conduzca al paradero de terroristas buscados. Esta es la primera vez que el programa se utiliza para apuntar a una red financiera.

Desde su inicio en 1984, este programa del Departamento de Estado pagó más de 150 millones de dólares a más de cien personas que dieron información sobre terroristas o previnieron ataques terroristas.

Una bomba política en diciembre de 2017 expuso la red de lavado de dinero y otros delitos perpetrados por Hezbollah, que la administración de Obama dejó pasar para finalizar el acuerdo nuclear de 2015 con Irán.

Desde el sitio Web norteamericano se señala que “en busca de esta interrupción, la oferta de recompensa resalta a los siguientes tres individuos como ejemplos de financieros y facilitadores clave del Hezbollah, acerca de los cuales se busca información y los cuales han sido clasificados por el Departamento de Hacienda de los Estados Unidos como terroristas globales especialmente designados”.

Adham Husayn Tabaja

AdhamHusaynTabaja_1

Adham Tabaja es un miembro del Hezbollah que mantiene lazos directos con elementos organizativos superiores del Hezbollah, incluyendo el componente operativo del grupo terrorista, la Yihad Islámica. Tabaja también tiene propiedades en el Líbano en nombre del grupo. Es propietario mayoritario de la empresa de desarrollo de bienes raíces y construcción Al-Inmaa Group for Tourism Works ubicada en el Líbano. En junio de 2015, Tabaja, Al-Inmaa Group for Tourism Works y sus sucursales recibieron la clasificación de terroristas globales especialmente designados. El Reino de Arabia Saudita también ha clasificado a Tabaja y sus empresas como entidades terroristas de acuerdo a su Ley sobre crímenes y financiamiento terroristas y decreto real A/44. Todos sus activos en Arabia Saudita están congelados y las transferencias por medio del sector financiero del reino, así como cualquier licencia comercial asociada con ellas, están prohibidas.

Mohammad Ibrahim Bazzi

MohammadIbrahimBazzi

Mohammad Ibrahim Bazzi es un financiero clave del Hezbollah que ha proporcionado millones de dólares al Hezbollah generados gracias a sus actividades comerciales. Controla y es propietario de Global Trading Group NV, Euro African Group LTD, Africa Middle East Investment Holding SAL, Premier Investment Group SAL Offshore, y Car Escort Services S.A.L. Off Shore. En mayo de 2018, Bazzi y sus empresas afiliadas recibieron la clasificación de terroristas globales especialmente designados.

Ali Youssef Charara

AliYoussefCharara_0

Ali Youssef Charara es un financiero clave del Hezbollah, así como presidente y gerente general de la empresa de telecomunicaciones Spectrum Investment Group Holding SAL con sede en el Líbano. Charara ha recibido millones de dólares del Hezbollah para invertir en proyectos comerciales que respaldan financieramente al grupo terrorista. En enero de 2016, Charara y Spectrum Investment Group recibieron la clasificación de terroristas globales especialmente designados.

Fuente: Agencia AJN

PODCAST: El “Acuerdo del Siglo” de Trump, según lo filtrado por The Washington Post – Radio Sefarad

FUERA DE FOCO, CON BRYAN ACUÑA – La propuesta del reiteradamente anunciado y secreto “Acuerdo del Siglo”, supuestamente filtrada al periódico estadounidense The Washington Post que lo publicó esta semana, nos muestra un cambio radical respecto a todos los precedentes de solución del conflicto palestino-israelí, ya que abandonaría el principio básico de dos estados, dejando a los palestinos una mayor autonomía y suculentas compensaciones en forma de ayudas económicas para el desarrollo, provenientes mayoritariamente de otros estados árabes de la región que han estado en sintonía con la actual Administración Trump, como Arabia Saudí, Egipto, Jordania, Oman o Emiratos Árabes Unidos. Aunque, como bien nos recuerda el analista Bryan Acuña, no debemos olvidar que, por muy prestigiosa que sea la fuente, tendremos que esperar a la presentación oficial del plan en las próximas semanas para conocer su verdadero alcance.

Los crímenes de Occidente contra las minorías perseguidas en Oriente Medio

Resultado de imagen para Judith Bergman
Judith Bergman

Texto Original: The West’s Crimes against Persecuted Minorities in the Middle East

El debate en Europa Occidental sobre los derechos de los terroristas del Estado Islámico (ISIS) que regresan a sus países de origen da cuenta de un sentimiento inquietante: al parecer, hay una tremenda preocupación por el bienestar de personas que decidieron dejar sus países natales o adoptivos para jurar lealtad al ISIS, cuyos seguidores han perpetrado algunos de los crímenes más atroces cometidos en este siglo o en cualquier otro.

Ahora que las fuerzas respaldadas por Estados Unidos han tomado el último bastión del ISIS en Siria, Baguz, y que el ISIS ha sido derrotado en Irak y en Siria, parece que los terroristas y sus novias anhelan otra vez Occidente.

Pocas personas parecen preocupadas por que el motivo de este anhelo pueda no ser sólo la comodidad de Occidente, sino un mandato del ISIS. Hace poco, un portavoz del ISIS, Abu al Hasán al Muhayer, «emitió un llamamiento para que todos los operativos de la organización en todas las provincias del ISIS siguieran la senda de la yihad y ampliaran sus actividades contra los ‘países infieles’, en particular los Estados Unidos».

Las autoridades suecas han expresado su preocupación por los miembros del ISIS que vuelven con unas curiosas declaraciones. Las de, por ejemplo, Klas Friberg, jefe del Servicio de Seguridad sueco (Säpo), que en enero describió a esos combatientes del ISIS como «personas destrozadas que se han traumatizado por sus experiencias», y que afirmó que la sociedad sueca tenía que «desempeñar un gran papel en su reintegración». (La integración de los antiguos combatientes del ISIS en Suecia no está yendo muy bien. En un reciente estudio sobre 29 varones retornados, 13 eran sospechosos o han sido condenados por cometer delitos tras su vuelta. Delitos que implicaban maltratos físicos graves, blanqueo de dinero, tráfico de mercancías robadas, extorsión, robo y tráfico de drogas).

También hubo declaraciones cuestionables sobre una novia del ISIS, Shamima Begum, que intentó volver a Gran Bretaña. En una reciente entrevista desde Siria, Begum admitió enseguida que no tenía problemas con las decapitaciones y demás atrocidades perpetradas por el ISIS, porque, «desde el punto de vista islámico, todo eso está permitido». Pues bien, Richard Barret, exdirector de antiterrorista global en los servicios de inteligencia británicos (MI6), dijo que «había que dar una oportunidad» a Begum y permitirle volver a casa, a pesar de su falta de arrepentimiento. Después lamentó que el Gobierno británico, por iniciativa del secretario de Interior, Sayid Yavid, al despojar a Begum de su ciudadanía y no le permitiera regresar, se «desentendiera completamente de su sufrimiento». La diputada británica Diane Abbott afirmó que convertir a Begum en «apátrida» era cruel e inhumano.

El problema es que estos mismos representantes de la casta política no han mostrado una preocupación ni remotamente similar –si es que han mostrado alguna– por las verdaderas víctimas de los terroristas del ISIS, que parecen completamente olvidadas.

Las verdaderas víctimas fueron las numerosas personas a las que los terroristas del ISIS violaron, torturaron, decapitaron, quemaron vivas, crucificaron y fusilar por diversión de manera completamente voluntaria. Pero el horror de estas víctimas –yazidíes, cristianos, drusos y musulmanes de tipo incorrecto– apenas se menciona en los debates públicos sobre la vuelta de los combatientes del ISIS. Es como si nunca hubiesen existido. Sólo se insiste en el derecho de los verdugos a retornar porque resulta que tienen la ciudadanía occidental. Una se pregunta si esa compasión también se habría extendido a, por ejemplo, unos nazis que hubiesen marchado al extranjero para asesinar y, tras ser derrotados, hubiesen pedido volver.

Con esta desconsideración hacia las víctimas del ISIS, Occidente viene cometiendo un doble crimen contra ellas: por no alzar la voz por ellas y rescatarlas cuando estaban siendo martirizadas y por su preocupación sentimental por estos terroristas después de su derrota, que tanto ha costado conseguir.

Hace poco se supo que cincuenta mujeres yazidíes habían sido decapitadas en la ciudad de Baguz. Pero tal descubrimiento no parece haber movido a los líderes occidentales a ayudar a encontrar a los miles de yazidíes que siguen desaparecidos, muchos de ellos niños. Según un informe, el ISIS aún mantiene cautivas a 3.000 mujeres, y es probable que su destino sea la esclavitud sexual por el resto de sus días, salvo que alguien las rescate. Nadia Murad, activista por los derechos humanos y Premio Nobel de la Paz, una de las miles de yazidíes tomadas como prisioneras por el ISIS –y esclavizada hasta que logró escapar–, escribió hace poco:

Mi mayor temor es que el mundo siga sin actuar, y que mi comunidad, la comunidad yazidí, deje de existir.

Por desgracia, el mundo se ha mostrado demasiado pasivo durante casi cinco años, desde agosto de 2014, cuando el genocidio yazidí estaba en su apogeo. Algunos de esos terroristas ya están de vuelta en Occidente, o están de camino. Una adolescente yazidí que había sido vendida como esclava por el ISIS logró escapar a Alemania, donde se horrorizó al descubrir que su antiguo captor, que le había dado palizas y la había violado, también estaba viviendo allí:

«Yo te conozco, dijo. Y sé dónde vives y con quién». Lo sabía todo sobre mi vida en Alemania… Lo último que esperaba era encontrarme con mi captor del ISIS y que supiera todo sobre mí.

Parece que algunos de los grandes medios, al menos en el Reino Unido, se están percatando de que la inacción a la hora de proteger a las minorías perseguidas en Oriente Medio hace quedar terriblemente mal a su Gobierno. El Sunday Timesescribió hace poco:

El Departamento de Interior no ha ofrecido refugio a una digna proporción de cristianos, yazidíes y drusos, según las cifras obtenidas al amparo de la ley sobre la libertad de información por Barnabas Fund, organización que ayuda a los cristianos perseguidos en el extranjero.

La revelación de que al parecer se discrimina a favor de los musulmanes pone en riesgo de bochorno al Gobierno, que ha iniciado una revisión, ordenada por el secretario de Exteriores, Jeremy Hunt, sobre la persecución mundial de los cristianos.

Cuando anunció la revisión, el Boxing Day [26 de diciembre], Hunt dio una cifra estimada de 215 millones de cristianos que sufren persecución en todo el mundo, y dijo que Gran Bretaña no había sido suficientemente generosa.

Eso es decirlo suavemente. Según el Sunday Times, de los 4.850 sirios aceptados por el Departamento de Interior en 2017, 4.572 eran musulmanes suníes; sólo 11 eran cristianos. Según las cifras del segundo trimestre de 2018, de los 1.197 sirios aceptados, 1.047 eran suníes y 10 eran cristianos. No hay mención alguna a los yazidíes, a pesar del genocidio cometido contra ellos en 2014, cuando el ISIS irrumpió en la ciudad iraquí de Sinyar, de mayoría yazidí, y procedió a destruir sus santuarios y a asesinar, secuestrar y violar a los miembros de esa comunidad. Doscientas mil personas huyeron de la ciudad y unas 50.000 se refugiaron en el Monte Sinyar. Hasta la fecha, los refugiados yazidíes siguen viviendo allí, en tiendas de campaña, en una pobreza inimaginable, esperando la ayuda de un mundo que se ha olvidado completamente de ellos.

Por desgracia, la podredumbre es tan profunda en el Departamento de Interior que es dudoso que algo pueda abochornarlo y hacer que actúe. Según The Timesnegó hace poco el asilo a un iraní que se convirtió del islam al cristianismo alegando que el cristianismo no es una religión pacífica:

Los funcionarios de Inmigración escribieron al hombre citándole pasajes violentos de la Biblia para demostrar su argumento. Dijeron que el Libro de las Revelaciones estaba «plagado de imágenes de venganza, destrucción, muerte y violencia». La Iglesia de Inglaterra condenó la «falta de cultura religiosa» que demuestran los funcionarios de Inmigración, después de que el hombre alertara de que se enfrentaba a la persecución en Irán a causa de su fe.

En todo el mundo occidental, las clases políticas y mediáticas ofrecen un espectáculo diario sobre cómo se preocupan por los derechos humanos, mientras dejan en la estacada a las minorías perseguidas, y a numerosas mujeres musulmanas. Como escribió Asra Nomani:

Uno de nuestros grandes desafíos aquí en Estados Unidos es que los progresistas no siempre se ponen del lado de los musulmanes progresistas, porque, en nombre de la libertad religiosa, las libertades civiles y la corrección política, no quieren ofender las decisiones culturales de los musulmanes. Conozco a gente que ha ido a esas sesiones ecuménicas en diferentes mezquitas y ven que las mujeres acaban en el sótano, pero no quieren cuestionar nada porque piensan: «Ah, bueno, así es como lo hacéis».

Hace ya mucho que todos deberían haber denunciado ese postureo como lo que es, mero narcisismo moral, y exigido a los políticos y los medios de referencia, que al parecer nunca se cansan de proclamar su compromiso con los derechos humanos, que empiecen a hacer algo por las incontables víctimas reales que están esperando a que las ayuden.

Fuente: Gatestone Institute.

Judith Bergman es escritora y analista política. Es licenciada en Relaciones Internacionales (The London School of Economics and Political Science) y derecho.