Irán confirmó una brutal condena contra la abogada que defiende a las mujeres que se quitan el velo islámico

Nasrin Sotude, abogada y activista iraní por los Derechos Humanos

Se trata de Nasrin Sotude, sentenciada a 33 años de prisión y 148 latigazos por su labor de letrada y activista contra el uso obligatorio del hiyab. Estaba encerrada desde junio de 2018, luego de una serie de protestas contra el gobierno en que varias mujeres se quitaron la tradicional vestimenta

Un tribunal iraní ratificó el lunes la condena a 33 años de prisión y 148 latigazos para la abogada y activista de Derechos Humanos Nasrin Sotude por defender el derecho a protestar contra el uso obligatorio del velo islámico, según indicó la agencia estatal IRNA.

Sotude fue condenada el 11 de marzo por un Tribunal Revolucionario, según reportó el periódico El Mundo, por los delitos de “reunión en colisión contra la seguridad nacional”, “propaganda contra la autoridad”, “participación efectiva en grupo ilegal y contrario a la seguridad”, “incitación a la corrupción y a la prostitución” y “comparecencia pública sin velo”.

Una cartel en Europa pidiendo por la liberación de Sotude (Reuters)

Fue sentenciada a 33 años de prisión, de los que cumpliría un máximo de 12 años, y 148 latigazos, una de las formas de castigo físico que persisten en el sistema judicial iraní, basado en la sharia o ley islámica.

La abogada de 56 años tiene una larga historia de activismo y defensa de los Derechos Humanos en el país, habiendo representado al Premio Nobel de la Paz de 2003 Shirin Ebadi y a diferentes periodistas y políticos reformistas.

Pero ahora se la persigue especialmente por su trabajo reciente como abogada defensora de un grupo de mujeres que en enero de 2018 protestó contra el gobierno teocrático del ayatolá Ali Khamenei quitándose el velo.

Una de ellas, Shaparak Shayari Zade, fue condenada a 20 años por participar en la protesta pero logró escapar a Canadá, desde donde ha exigido sanciones contra el régimen, según recordó El Mundo.

Esto ha sido utilizado por el gobierno como prueba de que las manifestantes estarían operando en el interés e los “enemigos” de Irán.

Aunque la condena a Sotude es de marzo y acaba de ser ratificada, la activista se encuentra encerrada desde junio de 2018, aunque no es la primera vez que pasa tiempo en prisión. Ya había sido condenada en 2010 por cargos similares e indultada en 2013 con la llegada del presidente Hassan Rouhani, considerado un moderado, al poder.

En marzo, luego de conocerse la condena, la organización Amnistía Internacional solicitó que la abogada fuera puesta en libertad “de inmediato y sin condiciones y que se anulen sin demora sus condenas”.

“Esta condena es la más severa de las registradas contra defensores y defensoras de los derechos humanos en Irán en los últimos años, lo que indica que las autoridades están intensificando la represión”, indicó AI en un comunicado.

La organización también se refirió a los juicios “manifiestamente injustos” y destacó que Sotude “ha dedicado la vida a trabajar de manera pacífica por los derechos humanos, incluida la defensa de las mujeres que protestan pacíficamente contra la degradante legislación de Irán sobre el uso forzoso del hiyab o velo”.

El régimen teocrático iraní obliga a todas las mujeres y niñas a llevar el cabello cubierto y los brazos y piernas tapados con ropa holgada.

En los últimos tiempos y en coincidencia con cierta apertura del gobierno de Rouhani que ahora parece estar revirtiéndose a medida que las tensiones entre Irán y Estados Unidos aumentan, y en especial en los distritos más cosmopolitas de Teherán, la capital, esta prohibición pareció relajarse un poco. Los pañuelos para la cabeza se hicieron más pequeños y transparentes, y la ropa comenzó a usarse más ceñida al cuerpo.

Pero la prohibición persiste y la llamada “policía moral”, agentes del gobierno que controlan el cumplimiento de estas normas, aumenta o reduce su influencia de acuerdo la cantidad de protestas contra el gobierno.

Fuente: INFOBAE

Irán ha gastado cientos de miles de dólares para prevenir el avance diplomático con Israel

Una célula terrorista en África central que fue contactada por Irán como un intento de importar ideología anti-occidental y llevar a cabo ataques fue descubierta y desmantelada, según un informe exclusivo revelado por la cadena de televisión i24NEWS.

La división al-Quds de Irán, conocida como Unidad Especial para Operaciones Externas o Unidad 400, estuvo detrás del reclutamiento y entrenamiento de hombres entre las edades de 25 a 35 años, varios de los cuales ya pertenecen a un grupo terrorista designado que opera en la región conocida como Seleka. – Para cometer ataques terroristas contra occidentales residentes en el continente.

“Queremos crear un ejército para luchar contra los occidentales en África”, dijo Ismael Djida, el jefe de la célula de África central, a i24NEWS.

Ali Pahoon fue nombrado como el oficial de las fuerzas iraníes que se especializa en dirigir células terroristas con base en África.

Aparentemente, Irán se ha dirigido a países específicamente comprometidos en conversaciones diplomáticas con Israel, como Sudán, Sudán del Sur, Eritrea, Chad, Níger, Gambia y la República Centroafricana.

Cientos de miles de dólares han sido donados por la República Islámica para prevenir el avance diplomático con Israel.

Irán le pagó al líder de la milicia Seneka, Michel Djotodia, $ 150,000 por reclutamiento de terroristas con el objetivo de desestabilizar a cualquier país que mantenga relaciones diplomáticas con el estado judío.

En los últimos años, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se embarcó en una campaña activa para construir o renovar los lazos con los países africanos que se han negado a reconocer a Israel o se han distanciado del conflicto con los palestinos.

La red fue detenida en Chad, un país que había sido visitado por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a principios de este año.

Chad es uno de los varios estados africanos que participan en operaciones respaldadas por Occidente contra Boko Haram y los jihadistas del Estado Islámico, pero también ha sido criticado por grupos internacionales de derechos humanos por varias violaciones, incluidos asesinatos arbitrarios cometidos por fuerzas de seguridad, leyes vigentes que criminalizan la homosexualidad, como así como la discriminación por razón de género y la violencia.

El viaje de Netanyahu se anunció mientras el presidente de Chad, Idriss Déby, visitó Israel en noviembre, lo que marca la primera visita de un líder de la nación de mayoría musulmana de África occidental desde el establecimiento del Estado judío en 1948.

Israel y Chad no han tenido relaciones formales desde la década de 1970, cuando el conflicto árabe-israelí abrió una brecha entre Israel y los países africanos, muchos de los cuales se vieron envueltos en sus propias luchas de liberación.

 Israel ha ofrecido la posibilidad de cooperación en campos que van desde la seguridad a la tecnología y la agricultura, para mejorar los lazos en el continente.

Netanyahu ha viajado tres veces a África en los últimos dos años, visitando Kenia, Ruanda, Etiopía, Uganda y Liberia.

Fuente: i24News.

 

 

 

Portales opositores sirios: Irán consolida su presencia al este de Siria y al oeste del Éufrates, para formar una línea continúa desde Irán a través de Irak y Siria, hasta el Mediterráneo

A lo largo de los 7 años de crisis en Siria, Irán ha aprovechado la inestabilidad en el país para consolidar su presencia en el lugar. A nivel militar, envió a las milicias chiitas a Siria[1] y estableció bases militares allí.[2] En otros niveles, colaboró con el régimen sirio para modificar el origen demográfico del país y convertir a su mayoría sunita en una mayoría chiita y actuó en obtener el apoyo de la población local a través de la prédica y dispensando ayuda material.

En los primeros años de la crisis, estos esfuerzos se concentraron en las áreas del centro y oeste de Siria.[3] Luego de derrotar a las fuerzas opositoras allí, el régimen y sus aliados se dirigieron hacia Siria oriental y a las regiones cercanas a la frontera iraquí y a finales del 2017 anunciaron que recuperaron los enclaves mayores del EIIS en esas regiones, las ciudades de Deir Al-Zor y Al-Bukamal. El este de Siria es de gran importancia estratégica para Irán, porque completa la continuidad territorial que se extiende desde Irán hasta el Mediterráneo. Además, las fuerzas estadounidenses que apoyan a las milicias kurdas se concentran en esa región, al este del Éufrates. La presencia de Irán allí amenaza a estas fuerzas y por ende, puede servir como una carta bajo la manga en las negociaciones que se suceden respecto a los Estados Unidos. Cabe señalar que en las últimas semanas, Siria e Irak han estado discutiendo la apertura del cruce de la frontera Al-Bukamal, que permitirá libre circulación de movimiento de las fuerzas iraníes en la zona.

Sin embargo, a Irán no le es suficiente con el paso libre a través de su frontera, sino que actúa tratando de consolidar su presencia en la zona este de Siria por los mismos medios que empleó en las partes central y occidental del país. Según los medios de comunicación opositores sirios y los diarios árabes que se oponen al régimen de Assad, desde finales del 2017, Irán ha estado reforzando sus milicias chiitas en la región (iraquí, la afgana y otras) y ha instalado en el lugar a milicianos y sus familias allí y también ha actuado sembrando a los chiitas entre los lugareños a través de la prédica y el proveer asistencia social, modificando de esta manera las condiciones demográficas de la región con el propósito de crear una mayoría chiita, en lugar de una sunita.

Este documento dará un repaso a los informes en los medios de comunicación de la oposición siria y los medios de comunicación árabes opuestos al régimen de Assad sobre los esfuerzos de Irán para consolidar su presencia al este de Siria.

Fuerzas del CGRI y milicias chiitas desplegadas hacia el oeste del Éufrates

El 13 de octubre, 2018 el centro de Investigación Nors, que se opone al régimen de Assad, publicó el mapa que se muestra a continuación, señalando el despliegue de las fuerzas en el área de Deir Al-Zor para ese momento. Según el mapa, “las milicias de Assad e Irán” controlan el área al oeste del Éufrates (marcado en color rojo), mientras que las milicias kurdas controlan el área al este del río (en color amarillo), y el EIIS controla un área entre las dos (denotado en color gris).[4]

Las fuerzas iraníes al este de Siria incluyen las fuerzas del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) y las milicias chiitas leales a Irán, la principal de ellas Liwa Fatimiyyoun (una milicia de combatientes afganos) y Al-Nujaba y Abu Fadl Al-‘Abbas, siendo estas parte de las Unidades de Movilización Popular (UMP). Se dice que los combatientes de Hezbolá también se encuentran presentes allí. Según Ahmad Ramadan, director del canal de noticias anti-Assad Furat Post, las fuerzas iraníes y respaldadas por Irán se encuentran desplegadas en la orilla occidental del Éufrates, entre Deir Al-Zor y Al-Bukamal y también en la ciudad de Hatla en la orilla este del río, muy cercana a las fuerzas kurdas.[5] La sede del CGRI en la región está ubicada en Al-Bukamal y el comandante regional del CGRI es Hajj Suleiman.[6]

Para proteger a las fuerzas de ataques aéreos tales como el ataque ocurrido el 18 de junio, 2018 contra el cuartel general de las milicias al sur de Al-Bukamal, en el que murieron decenas de combatientes, muchas de las fuerzas están estacionadas en puestos temporales y en barrios residenciales en Al-Mayadin y Al-Bukamal.[7] Sin embargo, informes afirman que las milicias en ocasiones ondean sus banderas sobre sus posiciones,[8]presumiblemente para mostrar su presencia a la población local. Se dice que las fuerzas en Al-Mayadin están concentradas en una zona muy sellada, en la que solo pueden ingresar sus miembros y que se encuentra fuertemente protegida, incluso por drones.[9] Según un informe, la llamada a los rezos escuchada en esa área ahora es la versión chiita de ello.[10]

Las fuerzas del régimen sirio y las fuerzas iraníes compiten por el control del territorio

Aunque las fuerzas iraníes y las milicias respaldadas por Irán cooperan con las fuerzas del régimen sirio, según informes, también existen tensiones entre ellos y competencia por el control de las áreas al este de Siria, tal como sucedió anteriormente en otras partes del país.[11] En algunos casos, las tensiones han conducido incluso a intercambios de fuego y arrestos. Las fuerzas iraníes y respaldadas por Irán generalmente poseen ventaja, lo que sugiere que son ellos quienes tienen el control efectivo. En agosto, 2018 por ejemplo, varias milicias chiitas intercambiaron disparos con las Fuerzas de Defensa Nacional (FDN) del régimen como parte de las luchas por el control del territorio y donde murieron combatientes de ambos lados. Según un informe, el PMU iraquí incluso despachó una fuerza para capturar una posición de las FDN en la frontera entre Siria e Irak.[12] En octubre, 2018 se repitieron los enfrentamientos y las milicias respaldadas por Irán detuvieron a miembros de las FDN.[13] Algunos afirman que las milicias respaldadas por Irán castigan a las fuerzas del régimen que persiguen a los locales,[14] que pueden ser parte del esfuerzo realizado por estas milicias para obtener apoyo de los habitantes locales.

Las relaciones de las fuerzas iraníes con Rusia: Coordinación junto a las luchas de poder

Las milicias chiitas iraníes y las respaldadas por Irán también compiten con los rusos por el control del territorio, aunque ambas partes intentan evitar los enfrentamientos armados. Parece ser que en este caso es Rusia quien posee la ventaja y las milicias generalmente obedecen sus directivas. En octubre, los portales opositores sirios informaron que las milicias chiitas habían evacuado varias posiciones en Al-Mayadin y Al-Bukamal a favor de las fuerzas rusas y se retiraron a las áreas cercanas en Siria e Irak.[15] Varios días después, los comandantes del ejército ruso se reunieron con funcionarios del CGRI, incluyendo el comandante de la organización en la región Hajj Suleiman, en la sede del CGRI en Al-Bukamal para formular un “mecanismo de operación conjunto” para las fuerzas de la región.[16]

La reunión y eliminación de las milicias respaldadas por Irán podrían haber tenido la intención de evitar que estas milicias se enfrentaran directamente con las fuerzas kurdas en la región y con las fuerzas estadounidenses que las apoyan. Sin embargo, varios días después, a principios de noviembre, los portales de oposición sirios informaron que las milicias habían regresado al área de Al-Bukamal. Según informes, Irán envió considerables refuerzos a la región, incluyendo vehículos pesados, artillería y militantes que habían sido desplegados en las gobernaciones de Alepo y Hama.[17] No está claro si esta acción había sido coordinada con Rusia. La maniobra de reemplazar las fuerzas respaldadas por Irán con las rusas también se llevó a cabo en el área de Homs. Según los portales de oposición siria, en octubre Irán retiró fuerzas de la base T-4, luego que Rusia le pidiera que distanciara a sus milicias del sistema antiaéreo S-300 para no darle a Israel y a los Estados Unidos una excusa para bombardearlo.[18]

Indicaciones a las intenciones de los iraníes de mantener una presencia duradera en el este de Siria

Las medidas tomadas por Irán en el este de Siria, como en otras partes del país, indican que significa mantener su presencia allí durante un período de tiempo mucho más considerable, no solo hasta la derrota del EIIS y la oposición siria, que es el objetivo declarado de La presencia iraní en Siria.

Estableciendo familias chiitas en la región

Tal como se indicó anteriormente, una de las medidas tomadas por Irán para consolidar su presencia al este de Siria es el asentamiento de los milicianos chiitas y sus familias en la zona. Por ejemplo, según informes recientes, 50 familias de agentes del CGRI se mudaron a Al-Mayadin[19] y en noviembre decenas de familias de agentes del CGRI y milicianos chiitas afganos se establecieron en Deir Al-Zor y Al-Bukamal.[20] A fin de proveerles con viviendas y aparentemente también como inversión económica, Irán ha estado comprando bienes raíces en la región a través de la compañía Jihad Al-Binaa.[21] Los informes de mayo, 2018 indicaron que esta empresa había abierto una sucursal en Al-Bukamal[22] y estaba comprando bienes raíces con el conocimiento del régimen sirio y bajo la supervisión del gobernador del régimen en Deir Al-Zor.[23]

Para ver el despacho en su totalidad en inglés junto a las imágenes, copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/syrian-opposition-websites-iran-consolidating-its-presence-eastern-syria-west-euphrates-form


[1] Véase la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1157 – Irán aprieta su férreo control sobre Siria utilizando fuerzas sirias y extranjeras, 4 de mayo de 2015.

[2] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 7464 – Informes en los medios de comunicación árabes sobre bases iraníes en Siria, 10 de mayo, 2018.

[3] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 7770 – Portales anti-régimen sirio: El régimen le otorga ciudadanía a millones de iraníes, agentes de Hezbolá para cambiar la distribución demografía del país de una mayoría sunita a mayoría chiita y oculta presencia de combatientes en Siria, 21 de noviembre, 2018.

[4] Norsforstudies.org, 13 de octubre, 2018.

[5] Zamanalwasl.net, 16 de septiembre, 2018.

[6] Facebook.com/EuphratsPost, 23 de octubre, 2018.

[7] Al-Quds Al-Arabi (Londres), 8 de noviembre, 2018.

[8] Zamanalwasl.net, 16 de septiembre, 2018.

[9] Syriahr.com, 22 de octubre, 2018.

[10] Syriahr.com, 2 de diciembre, 2018.

[11] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 6482 – Tensión entre las fuerzas de Assad y Hezbolá desata intensas batallas entre estos en el área de Alepo, 16 de junio, 2016.

[12] Facebook.com/Badia24, 30 de agosto, 2018.

[13] Nedaa-sy.com, 14 de octubre, 2018; smartnews-agency.com, 16 de octubre, 2018.

[14] Orient-news.net, 13 de octubre, 2018.

[15] Smartnews-agency.com, 8 de octubre, 14, 2018.

[16] Facebook.com/EuphratsPost, 23 de octubre, 2018.

[17] Baladi-news.com, 3 de noviembre, 2018.

[18] Al-Jarida (Kuwait), 18 de octubre, 2018, Zamanalwasl.net, 20 de octubre, 2018.

[19] Facebook.com/EuphratsPost, 2 de noviembre, 2018.

[20] Syriahr.com, 7 de noviembre, 2018; facebook.com/EuphratsPost, 8 de noviembre, 2018.

[21] Esta es una empresa de construcción propiedad de Hezbolá que ha estado en la lista terrorista de Estados Unidos desde el año 2007. Según el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, esta empresa está financiada directamente por Irán y se encuentra subordinada al Consejo Shura de Hezbolá, encabezado por el secretario general de la organización Hassan Nasrallah. Treasury.gov, 20 de febrero, 2007.

[22] Orient-news.net, 16 de mayo, 2018.

[23] Smartnews-agency.com, 17 de mayo, 2018.

FUENTE: MEMRI

Las filtraciones del MOSAD contra Irán

Por: Bryan Acuña (Miembro de CCEIIMO)

La conferencia de prensa del pasado 30 de abril en Israel con una importante investigación realizada por el servicio de inteligencia de ese país (MOSAD) y que fue pronunciada a través del Primer Ministro Benjamín Netanyahu sobre el robo y revelación de miles de archivos clasificados de un aparente programa nuclear secreto iraní ha llamado la atención a nivel global, sin embargo, se puede intentar leer entre líneas algunos aspectos que podrían ser importantes notar.

Comenzar con que no es común que el gobierno israelí revele datos importantes sobre operaciones secretas realizadas, en ocasiones cuesta que confirmen o nieguen su participación en acciones militares contra objetivos específicos, por ejemplo, los últimos bombardeos contra posiciones en Siria en la cual se asegura hay presencia de militares iraníes, incluyendo a los denominados “Guardianes de la Revolución”, por lo tanto, hacer público un tema tan delicado como este podría tener como fin generar efectos para aliados y enemigos.

Para los enemigos, como el propio Irán, confirma uno de sus mayores temores, hay agentes de inteligencia israelíes mezclados entre población civil y lo que es peor, tienen al enemigo saboteando sus proyectos y robando información determinante. Esto se podría confirmar con eventos como la sospechosa explosión de la fábrica atómica de Yadz en 2011 (SIPSE, 2017) o la muerte de ingenieros nucleares en atentados aún fuera de territorio iraní como el ocurrido en 2014 en Damasco (REUTERS, 2014).

Por su parte para los aliados de Israel es un llamado de alerta, considerando que hay un acuerdo con Irán en esta materia que desde un comienzo se concibió con muchas dudas, donde se cuestiona la posibilidad de evitar el desarrollo de armamento nuclear, porque la propuesta contempla aspectos superficiales, ante lo cual un programa secreto podría seguir encaminado sin que ni siquiera el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) pudiera hacer mucho al respecto; a pesar de que son los principales críticos (además de Irán) de la revelación presentada por el servicio secreto israelí.

Finalmente, para los que podríamos denominar “aliados accidentales” de Israel, como es el caso de Turquía (con reservas) o los países de la Liga Árabe, encabezados por Arabia Saudita, se trata de un nuevo guiño para demostrarles que efectivamente ellos (Israel) no son la principal amenaza a la seguridad regional, sino que eventualmente un Irán nuclear inclinaría la balanza hacia un lado poco conveniente para sus intereses geopolíticos.

Otro aspecto de esta revelación es que Israel técnicamente está dando aviso que no atacará a Irán salvo que sea extremadamente necesario; de ahí que el parlamento aprobará una ley que faculta al Primer Ministro que le faculta dar el banderazo de salida para lanzar un ataque contra territorio persa, lo cual me atrevo a decir que no ocurrirá, sino que está literalmente “pasando la bola” a las fuerzas occidentales y a los gobiernos árabes de la región.

Las dos razones principales (podría haber más) por las que considero no habrá una escalada mayor es en primer lugar que no es común advertir este tipo de acciones; por ejemplo, cuando Israel atacó bases nucleares en Irak en la década de los 80s (en coordinación con la Irán de los Ayatolas) o contra Siria, no se hizo ningún llamado público, simplemente se dio.

En segundo lugar, que Israel ha sabido lidiar con la contención contra Irán, los ataques quirúrgicos contra posiciones iraníes en Siria o los golpes realizados contra el brazo armado de Hezbollah en el Líbano, el objetivo directo tiene matices de contención y no de debilitamiento.

Aclaro nuevamente que esto podría cambiar en cualquier momento si la situación tal y como está en estos momentos cambiara radicalmente modificando de forma considerable el equilibrio como se encuentra en estos momentos favorable a las posiciones occidentales (USA, Israel, la UE) y los países árabes, por lo que también se podría pensar que la revelación por parte del gobierno israelí está siendo coordinado con países árabes para que permitan eventualmente el uso de sus espacios aéreos para realizar operaciones en territorio iraní, lo cual sostengo no parece sostenerse de ese modo.

De lo anterior lo que sí parece estar claro es que Israel deja un mensaje de advertencia a los otros países de la zona para evitar que Irán finalmente alcance un proceso de nuclearización, que catapulte su poderío, lo que además lanzaría a la región en una carrera con armas de destrucción masiva en la que sin duda involucraría de lleno a los principales países hegemónicos y donde el escenario dantesco que se vive hoy en Siria se repetiría en otros países con resultados aún más nefastos.

Lo filtrado hasta este momento tiene un fin persuasorio y mediático, considerarlo como el comienzo inmediato de una escalada mayor sería pecar de fanatismo apocalíptico, sin embargo, en una región tan volátil, los cambios están a la orden del día y cualquier circunstancia podría eventualmente verse alterada dependiendo de la afectación que sufran los actores regionales. Finalmente, el Medio Oriente es como una “ruleta rusa”, nunca se sabe en qué momento estará en la recamará la bala que desate el desastre.

Bibliografía

REUTERS. (10 de noviembre de 2014). REUTERS. Obtenido de https://lta.reuters.com/article/worldNews/idLTAKCN0IU1WZ20141110

SIPSE. (20 de noviembre de 2017). Zócalo. Obtenido de http://www.zocalo.com.mx/new_site/articulo/explota-planta-nuclear-en-iran-7-muertos

 

 

Cooperación India-Irán en el puerto de Chabahar: agita las aguas

Harsh V. Pant
Becario adjunto (no residente), presidente de Wadhwani en estudios de política entre los Estados Unidos y la India.

La cuestión

  • Los esfuerzos de la India para ayudar a desarrollar el puerto de Chabahar en Irán reflejan las ambiciones indias como un impulsor del desarrollo de infraestructura y una mejor conectividad regional, particularmente con Afganistán.
  • El puerto de Chabahar está destinado a servir como un nodo esencial de una red de transporte multimodal para el movimiento de mercancías y pasajeros entre Irán, Afganistán e India. Durante la fase final de su desarrollo, se espera que el puerto sea capaz de manejar 20 millones de toneladas de comercio anualmente.
  • A solo 72 kilómetros del puerto pakistaní de Gwadar , respaldado por China , el proyecto se considera una jugada estratégica para limitar la influencia que China busca obtener y ejercer a través de su iniciativa Belt and Road. Chabahar también permite eludir un cuello de botella paquistaní en términos de conectividad India-Afganistán.
  • La relación India-Irán sigue siendo limitada debido a la apertura de Irán a la participación pakistaní y china en el desarrollo de Chabahar. La incertidumbre e inestabilidad entre Estados Unidos e Irán en Afganistán complica aún más los beneficios previstos del proyecto.

El 29 de octubre de 2017, India canceló el primer envío de trigo con destino a Afganistán a través del puerto Chabahar de Irán, en el cual India es un desarrollador clave. El primer ministro indio Narendra Modi en la ocasión tuiteó : “Felicito a Afganistán e Irán por el envío de trigo indio desde Kandla a Afganistán a través de Chabahar”. Chabahar es importante para la India, tanto como un trampolín para convertirse en un desarrollador de infraestructura regional más grande. sino también para ayudar a impulsar el comercio y la ayuda a Afganistán. A pesar de estos importantes factores en Delhi, el proyecto no avanzó sin contratiempos, y podría haber más problemas mientras India intenta equilibrar la cooperación con Irán, sus relaciones con Estados Unidos e Israel, y ahuyenta los desafíos regionales de China y Pakistán.

La primera fase del estratégico puerto de Chabahar fue inaugurada en diciembre de 2017 por el presidente iraní, Hassan Rouhani, en presencia de funcionarios de 17 países. Para subrayar la importancia de este proyecto para India, el ministro de Estado indio para el envío, Pon Radhakrishnan, estuvo presente en la ceremonia de inauguración de la Fase 1 del Puerto Shahid Beheshti en Chabahar. Durante la visita del presidente iraní Hasan Rouhani a la India en febrero de 2018, Nueva Delhi firmó el contrato de arrendamiento con Irán otorgando a India Ports Global Private Limited (IPGPL) derechos operacionales de la terminal portuaria Shahid-Besheshti de Chabahar durante 18 meses.

Desde que Irán contrató a empresas indias para desarrollar un puerto marítimo en la ciudad de Chabahar en la década de 1990, India ha sido fundamental para el proyecto Chabahar. Habiendo percibido la necesidad de mejorar la conectividad transregional, India firmó un acuerdo de tránsito trilateral con Afganistán e Irán en mayo de 2016 que permite un paso para que las exportaciones de la India lleguen a Afganistán a través de Irán. Esto fue seguido por la visita del Primer Ministro Modi a Irán en mayo de 2016, cuando India firmó un acuerdo para desarrollar dos terminales del puerto de Chabahar. La India ve a Chabahar como un medio para obtener acceso a Asia Central y la región más allá para superar su limitación de no tener una frontera contigua con Afganistán, lo que dificulta las perspectivas del comercio bilateral entre India y Asia Central.

Iranian President Hassan Rouhani (L) shake hands with Indian Prime Minister Narendra Modi before a meeting at Hyderabad house in New Delhi on February 17, 2018.
The Iranian President is on a three-day official visit to India. / AFP PHOTO / MONEY SHARMA (Photo credit should read MONEY SHARMA/AFP/Getty Images)

El estado de juego

India construirá y operará dos atracaderos en Chabahar Port Phase-I con una inversión de capital total de $ 85 millones y un gasto de ingresos anuales de $ 23 millones en un arrendamiento de 10 años. Chabahar se convertirá en un corredor clave de tránsito y transporte que conectará India, Irán y Afganistán, y alimentará una red de transporte multimodal más grande para bienes y pasajeros en las tres naciones. Se espera que el puerto esté operativo para finales de 2018 con Nueva Delhi comprometida a desarrollar un área de libre comercio alrededor del puerto, y finalmente complete el circuito con una línea ferroviaria de $ 1,600 millones a Zahedan, una ciudad iraní cerca del sudoeste de Afganistán .

Chabahar actualmente tiene dos complejos portuarios, Shahid Kalantari y Shahid Beheshti. El primero es un puerto de tráfico, mientras que el último está planeado como el futuro puerto central regional. Con la ampliación del complejo portuario de Shahid Beheshti en 2017, la capacidad actual del puerto de Chabahar de 2,5 millones de toneladas (MT) por año se ha ampliado a 8 MT por año y se espera que alcance los 20 millones de TM por año durante la fase final del proyecto . Irán ha ofrecido a la India varios incentivos alrededor de Chabahar, como el establecimiento de una zona industrial y de libre comercio elaborada (ZLC). La zona franca se divide en nueve zonas funcionales, con el 26 por ciento del territorio asignado para el comercio y el sector de servicios, el 49 por ciento para las industrias y el 25 por ciento para las actividades turísticas y residenciales. Otras medidas emprendidas por el gobierno iraní, que fomentan la afluencia de capital extranjero, incluyen la protección de las inversiones entrantes en virtud de la Ley de Promoción y Promoción de la Inversión Extranjera (FIPPA) y se ajustan a las normas y reglamentos clave de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Razón fundamental

El puerto de Chabahar se encuentra a solo 72 kilómetros del puerto Gwadar de Pakistán, que se está desarrollando con inversión china. Esta proximidad se ve como otro signo de competencia estratégica entre India y China en la región. El proyecto del puerto de Chabahar es importante para la ambición geoestratégica más amplia de la India, que tiene como objetivo limitar la cooperación entre China y Pakistán al mismo tiempo que expande la influencia de Nueva Delhi más allá del sur de Asia. Chabahar está a 950 kilómetros del cruce fronterizo de Milak, en la frontera afgana, ya 768 millas náuticas del puerto indio de Mumbai. Chabahar es vital tanto para India como para Irán para realizar su ambición de reducir la dependencia del Canal de Suez para transportar carga a Europa. La posición estratégica de Chabahar es una gran ayuda para el Corredor de Transporte Internacional Norte Sur (INSTC), firmado entre India, Irán y Rusia en 2000, que establecería la conectividad de transporte entre Europa, Asia Central e India. Chabahar también se encuentra en el camino del corredor del sur de Asia, que pasa por India y Mirjaveh en Irán, uniendo el sudeste asiático con Europa.

También hay una dinámica más grande en juego aquí en términos de conectividad regional. India, Irán y Afganistán están trabajando para lograr el desarrollo integrado de la infraestructura de conectividad, incluidos los puertos y las redes viales y ferroviarias, a fin de abrir mayores oportunidades para el acceso al mercado regional y la integración de sus economías. India ya completó la carretera Zaranj-Delaram en Afganistán, lo que facilitaría el comercio a Kabul, y más adelante, a Asia Central. En un momento en que China intenta rediseñar las fronteras regionales a través de su Belt and Road Initiative , India y otros actores regionales están buscando mejorar sus propios perfiles de conectividad regional.

Claramente, aliviar el cuello de botella paquistaní en términos de conectividad India-Afganistán es fundamental para el proyecto como un medio para expandir el comercio entre las dos naciones, así como también para facilitar la entrega de ayuda india. Como dejó en claro el presidente ejecutivo afgano, Abdullah Abdullah , “Afganistán solía confiar únicamente en un camino de tránsito, que era a través de Karachi. Ese ya no es el caso. [Ahora] es [también] a través de Chabahar “. Para Kabul, superar su dependencia de Islamabad es una prioridad clave de la política exterior y para Nueva Delhi, y mejorar la conectividad con Kabul es clave para mantener su participación multidimensional en la creación de capacidad a largo plazo en el nación devastada por la guerra.

Desafíos

El desarrollo de Chabahar sigue siendo un asunto desafiante. India no ocupa un lugar privilegiado en la política exterior de Irán. Otros factores, como el impacto de las sanciones económicas estadounidenses y la inestabilidad en Afganistán, siguen siendo preocupaciones clave que podrían afectar el ritmo de desarrollo y la plena operatividad del proyecto.

Irán ha rechazado reiteradamente las solicitudes indias para obtener una mayor presencia en su sector energético, como es evidente en el caso del campo de gas Farzad-B. A pesar de que India es actualmente el segundo mayor comprador de petróleo iraní, Irán otorgó el lucrativo negocio a Rusia por el desarrollo del campo de gas descubierto por un consorcio indio. Por otra parte, en contra de lo que se ha denominado como una “asociación estratégica” por algunos, la India e Irán lazos permanecen poco desarrollado en comparación con la relación expansiva de los primeros con Israel y los Estados miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) .

Aunque los lazos de Irán con Pakistán han estado históricamente sumidos en la sospecha, Teherán aseguró a Islamabad que no permitiría a Delhi ni a ningún otro país usar Chabahar contra Pakistán. Irán no quiere que Pakistán cambie abiertamente al bloque regional dirigido por Arabia Saudita que evoluciona en el Medio Oriente e incluso ha suspendido la posibilidad de que Pakistán se una al proyecto en el futuro. En mayo de 2016, el mismo año en que India firmó el histórico acuerdo trilateral con Irán y Afganistán para cooperar en el proyecto del puerto de Chabahar, el embajador de Irán en Pakistán, Mehdi Honerdoost, declaró categóricamente que el acuerdo de Chabahar no está terminado, ni se limita a solo tres países socios. Mehdi comentó, “El trato no ha terminado. Estamos esperando nuevos miembros. Pakistán, nuestros vecinos hermanos y China, un gran socio de los iraníes y un buen amigo de Pakistán, son bienvenidos “. De hecho, la empresa china Shanghai Zhenhua Heavy Industries Co. Ltd. (ZPMC) ganó la subasta por el suministro de grúas a India Ports Global Private Limited (IPGPL), que está desarrollando el proyecto Chabahar.

Irán puede tener dificultades para dejar a China fuera del proyecto Chabahar. China es el mayor inversor extranjero en Irán, llenando el vacíodejado por las naciones occidentales en las últimas décadas. Además, China ha completado con éxito una serie de proyectos de infraestructura en Irán, incluido el metro de Teherán, y está aportando 1.500 millones de dólares para la electrificación de la línea ferroviaria Teherán-Mashhad a través de su banco EXIM. Tanto China como Irán anunciaron en 2016 su intención de expandir el comercio bilateral a $ 600 mil millones. Esto se complementa con el hecho de que China tiene más experiencia que la India en la realización exitosa de proyectos de infraestructura en el exterior. Los gruñidos burocráticos acompañados por la demora en transferir el préstamo blando de $ 150 millones y la inversión prometida de $ 500 millones en la zona franca alrededor de Chabahar añaden escepticismo al compromiso de la India en la realización del proyecto.

La actitud de la administración de Trump hacia Irán también exacerba los temores de India de profundizar su compromiso económico con Irán. A pesar de que el exsecretario de Estado de los EE. UU., Rex Tillerson, sugirió que Washington no desea intervenir en las actividades comerciales legítimas entre Irán e India, la administración de Trump adoptó una postura agresiva hacia Irán. La amenaza de sanciones renovadas contra Irán y las empresas que contribuyen a la economía iraní se ciernen sobre nosotros. La inestable situación de seguridad en Afganistán también puede descarrilar el esfuerzo trilateral de India, Irán y Afganistán para poner en funcionamiento las instalaciones portuarias de Chabahar.

A pesar de estos desafíos, India e Irán han subrayado en repetidas ocasiones su deseo de completar el proyecto Chabahar y parece que tanto en Nueva Delhi como en Teherán se reconoce que este proyecto es clave para sus prioridades estratégicas.

Fuente: Center for Strategic & International Studies