Líbano: el FMI pide recortes en el sector público

Prof. Said Chaya

El pasado 1 de abril, el primer ministro del Líbano, Saad Hariri, anunció a la población que se acercaban “decisiones difíciles” en materia económica. Finalmente, el 17 de abril se presentó la propuesta de presupuesto nacional que será elevada a la Cámara de Diputados, y contempla una baja del 12% al 9% del déficit en el sector público para el ciclo 2019-2020. La medida había sido solicitada por la Conferencia CEDRE, que agrupa a países donantes que colaboran con el desarrollo del Líbano, así como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Finalmente, el ministro de Finanzas, Ali Hassan Khalil, fue el encargado de explicar el 17 de abril el paquete de medidas, que incluye reducciones y congelamiento salarial por 24 meses y la prohibición de incorporar nuevo personal a la Administración Pública. Actualmente, el país cuenta con unos 150 mil empleados públicos y otros 100 mil jubilados del sector, entre los que se incluye al personal de las Fuerzas Armadas. Pero esto no es todo: algunas fuentes señalan que las próximas medidas incluirán el cierre de representaciones diplomáticas y el recorte de viáticos para viajes de funcionarios.

El Líbano tiene una de las deudas externas más importantes del mundo, sumado a una balanza comercial altamente deficitaria. Las remesas de los libaneses residentes en el exterior, una fuente de financiamiento fundamental para el país, están en proceso de desaceleramiento desde 2017. Según la consultora Goldman Sachs, la inestabilidad política ha hecho al país menos atractivo. El conflicto en la vecina Siria ha afectado al país enormemente: mientras que en 2011 las provisiones de crecimiento rondaban el 8% anual, se estima que este año el país no crecerá más allá del 1%.

Fuente: Instituto Rosario de Estudios del Mundo Árabe e Islámico

Estados Unidos ofrece 10 millones de dólares a quien aporte información que interrumpa finanzas de Hezbollah

La administración Trump ofrece recompensas de hasta 10 millones de dólares por información que ayude a interrumpir las finanzas de la organización chií Hezbollah del Líbano.

Los departamentos de Estado y del Tesoro señalaron que el dinero puede ser proporcionado a aquellos que expongan “una fuente de ingresos para Hezbollah o sus mecanismos clave de facilitación financiera, o bieb sus principales donantes o facilitadores financieros de Hezbollah”.

“Instituciones financieras o casas de cambio que facilitan las transacciones de Hezbollah, negocios o inversiones de propiedad o controlada por Hezbollah o sus financista, empresas de primera línea dedicadas a la adquisición internacional de tecnología de doble uso en nombre de Hezbollah y esquemas delictivos que involucran a los miembros y simpatizantes de Hezbollah que benefician financieramente a la organización”, indicaron.

El sitio Web de Rewards for Justice indica que “Hezbollah recibe una cantidad importante de armas, entrenamiento y financiamiento de Irán, el cual ha sido clasificado por la Secretaria de Estado como un país promotor del terrorismo”. El Departamento de Estado designó al Hezbollah como Organización terrorista extranjera (FTO, por sus siglas en inglés) en octubre de 1997 y como Terrorista mundial especialmente designado (SDGT, por sus siglas en inglés) en octubre de 2001 bajo el Decreto Ejecutivo 13224.

Según detalló Israel Hayom, los pagos se realizarán mediante el programa “Recompensas por la justicia” del Departamento de Estado, que generalmente ofrece efectivo por información que conduzca al paradero de terroristas buscados. Esta es la primera vez que el programa se utiliza para apuntar a una red financiera.

Desde su inicio en 1984, este programa del Departamento de Estado pagó más de 150 millones de dólares a más de cien personas que dieron información sobre terroristas o previnieron ataques terroristas.

Una bomba política en diciembre de 2017 expuso la red de lavado de dinero y otros delitos perpetrados por Hezbollah, que la administración de Obama dejó pasar para finalizar el acuerdo nuclear de 2015 con Irán.

Desde el sitio Web norteamericano se señala que “en busca de esta interrupción, la oferta de recompensa resalta a los siguientes tres individuos como ejemplos de financieros y facilitadores clave del Hezbollah, acerca de los cuales se busca información y los cuales han sido clasificados por el Departamento de Hacienda de los Estados Unidos como terroristas globales especialmente designados”.

Adham Husayn Tabaja

AdhamHusaynTabaja_1

Adham Tabaja es un miembro del Hezbollah que mantiene lazos directos con elementos organizativos superiores del Hezbollah, incluyendo el componente operativo del grupo terrorista, la Yihad Islámica. Tabaja también tiene propiedades en el Líbano en nombre del grupo. Es propietario mayoritario de la empresa de desarrollo de bienes raíces y construcción Al-Inmaa Group for Tourism Works ubicada en el Líbano. En junio de 2015, Tabaja, Al-Inmaa Group for Tourism Works y sus sucursales recibieron la clasificación de terroristas globales especialmente designados. El Reino de Arabia Saudita también ha clasificado a Tabaja y sus empresas como entidades terroristas de acuerdo a su Ley sobre crímenes y financiamiento terroristas y decreto real A/44. Todos sus activos en Arabia Saudita están congelados y las transferencias por medio del sector financiero del reino, así como cualquier licencia comercial asociada con ellas, están prohibidas.

Mohammad Ibrahim Bazzi

MohammadIbrahimBazzi

Mohammad Ibrahim Bazzi es un financiero clave del Hezbollah que ha proporcionado millones de dólares al Hezbollah generados gracias a sus actividades comerciales. Controla y es propietario de Global Trading Group NV, Euro African Group LTD, Africa Middle East Investment Holding SAL, Premier Investment Group SAL Offshore, y Car Escort Services S.A.L. Off Shore. En mayo de 2018, Bazzi y sus empresas afiliadas recibieron la clasificación de terroristas globales especialmente designados.

Ali Youssef Charara

AliYoussefCharara_0

Ali Youssef Charara es un financiero clave del Hezbollah, así como presidente y gerente general de la empresa de telecomunicaciones Spectrum Investment Group Holding SAL con sede en el Líbano. Charara ha recibido millones de dólares del Hezbollah para invertir en proyectos comerciales que respaldan financieramente al grupo terrorista. En enero de 2016, Charara y Spectrum Investment Group recibieron la clasificación de terroristas globales especialmente designados.

Fuente: Agencia AJN

No hay menciones a la persecución de palestinos en el mundo árabe

Resultado de imagen para Khaled Abu Toameh
Por Khaled Abu Toameh
  • En el Líbano, los palestinos han estado enfrentando durante mucho tiempo leyes «discriminatorias y de apartheid» que les niegan los derechos básicos, incluido el acceso a docenas de profesiones especializadas, servicios de salud y educación. Según algunos informes, miles de palestinos han estado huyendo del Líbano en los últimos años como resultado de las difíciles condiciones económicas y las regulaciones gubernamentales que les niegan los derechos básicos.
  • En 2015, un tribunal saudí condenó a muerte al artista y poeta palestino Ashraf Fayadh por decapitación por «apostasía». Más tarde, sin embargo, el tribunal anuló la sentencia de muerte y la reemplazó con una pena de ocho años de prisión y 800 latigazos. La «evidencia» en contra de Fayadh se basó en los poemas incluidos en su libro Instructions Within , así como en publicaciones y conversaciones en las redes sociales que tuvo en una cafetería en Arabia Saudita.
  • Los líderes palestinos no parecen preocuparse por el sufrimiento de su pueblo a manos de los árabes. Sin embargo, estos mismos líderes son rápidos para condenar a Israel en casi todas las ocasiones y plataformas disponibles. Los líderes palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza están tan ocupados luchando entre sí (e Israel) que parecen haberse olvidado de los palestinos en los países árabes, que son asesinados, heridos y arrestados todos los días.

Arabia Saudita parece haberse unido a la lista de países árabes que maltratan a los palestinos.

En Siria, miles de palestinos han sido heridos, asesinados y arrestados desde el comienzo de la guerra civil en 2011. Las últimas estadísticas muestran que casi 4,000 palestinos, 3,920 para ser exactos, han sido asesinados en Siria en los últimos nueve años. mientras que otros 1.750 están detenidos en varias prisiones del gobierno sirio. Otros 323 palestinos han desaparecido durante el mismo período.

En el Líbano, los palestinos han estado enfrentando durante mucho tiempo leyes «discriminatorias y de apartheid» que les niegan los derechos básicos, incluido el acceso a docenas de profesiones especializadas, servicios de salud y educación. Según algunos informes , miles de palestinos han estado huyendo del Líbano en los últimos años como resultado de las difíciles condiciones económicas y las regulaciones gubernamentales que les niegan los derechos básicos.

Ahora parece que es el turno de Arabia Saudita de hostigar e intimidar a los palestinos.

Un informe en el sitio de noticias en línea Al-Khaleej con sede en el Golfo reveló que las autoridades sauditas han arrestado y aterrorizado a los palestinos que viven en el reino en las últimas semanas, mientras que la embajada palestina en Riyadh optó por no intervenir.

El informe señala que más de 30 palestinos, incluidos estudiantes, académicos y empresarios, han sido detenidos en secreto por las fuerzas de seguridad saudíes. Los saudíes, agregó el informe, también han amenazado con prohibir que docenas de palestinos abandonen el reino, mientras que muchos otros han sido despedidos de sus puestos de trabajo y se enfrentan a la deportación.

Fuentes palestinas dijeron que la represión contra los palestinos en Arabia Saudita comenzó hace nueve meses, pero se ha intensificado en las últimas semanas.

Saeed bin Nasser al-Ghamdi, una figura académica y de oposición saudí, revelóque las autoridades saudíes también han congelado las cuentas bancarias y confiscado propiedades pertenecientes a los palestinos en el reino. Él afirma que los palestinos fueron acusados de «simpatizar con la resistencia palestina, apoyar a Hamas y mostrar interés en Jerusalén y la Franja de Gaza.»

A principios de marzo, las autoridades saudíes anunciaron , sin proporcionar más detalles, que habían arrestado a seis palestinos en relación con delitos relacionados con la seguridad. Los palestinos se encontraban entre los 50 sospechosos con ocho nacionalidades diferentes arrestadas por los saudíes. Además de Arabia Saudita, los sospechosos restantes son de Egipto, Afganistán, Siria, Jordania, Yemen y Filipinas.

En esta etapa, no está claro si la represión de seguridad contra los palestinos en Arabia Saudita está relacionada con el arresto de los 50 sospechosos. Los palestinos insisten en que la represión comenzó mucho antes de los arrestos.

Las familias palestinas dijeron que sus hijos que residen en Arabia Saudita han sido sometidos a «interrogatorios humillantes» por parte de agentes de seguridad saudíes. «Los palestinos fueron amenazados y se les prohibió abandonar el reino», dijeron las familias citadas .

Como parte de la represión sin precedentes, las fuerzas de seguridad sauditas allanaron algunos hogares palestinos y realizaron «registros violentos» antes de detener a sus ocupantes. Los detenidos palestinos están recluidos en lugares no revelados, dijeron sus familias .

Nidal Hamideh, un palestino que vive fuera de Arabia Saudita, dijo que el 5 de abril, uno de sus familiares, Abu Fadi, fue arrestado después de ser convocado para ser interrogado. «Abu Fadi ha estado trabajando como empleado para una compañía saudí durante tres años», dijo Hamideh.

«Él y sus familiares son residentes legales de Arabia Saudita y nunca estuvo involucrado en ninguna actividad ilegal. Últimamente, Abu Fadi fue hostigado varias veces por las fuerzas de seguridad sauditas, que lo interrogaron sobre su residencia, trabajo e incluso afiliación política».

Hamideh dijo que los intentos de su familia de averiguar dónde estaba retenido Abu Fadi hasta ahora no han tenido éxito.

El Instituto Francófono de Libertades de París condenó las medidas «arbitrarias» de Arabia Saudita contra los palestinos en el reino como una «flagrante violación de las convenciones internacionales de derechos humanos». El instituto dijo que ha recibido testimonios y declaraciones que indican que en Arabia Saudita, en los últimos meses, decenas de palestinos han sido arrestados. Los saudíes, agregó, también han confiscado propiedades pertenecientes a los palestinos.

Uno de los palestinos a los que apuntaban los saudíes dijo al Instituto de París que se estaba interrogando a los palestinos sobre su apoyo a los grupos palestinos en la Franja de Gaza y por criticar las políticas del gobierno árabe hacia el problema palestino. «Las detenciones prolongadas sin cargos, juicio o comparecencia ante un juez son medidas arbitrarias que violan el derecho saudí y las normas internacionales de derechos humanos», el instituto dijo .

«La ofensiva contra la libertad de opinión y expresión viola las convenciones y leyes de derechos humanos y refleja la tiranía del régimen en Arabia Saudita, que niega las libertades públicas a sus ciudadanos y aquellos que vienen al reino».

El instituto de París expresó su profunda preocupación de que los detenidos palestinos estaban siendo sometidos a abusos generalizados, incluidos períodos prolongados de encarcelamiento sin cargos, juicio o asistencia legal, e instó a las autoridades sauditas a que pusieran en libertad de inmediato a todos los palestinos, pusieran fin a su prohibición de viajar y confiscaran sus propiedades, y para compensarlos por daños físicos y psicológicos.

En noviembre de 2015, un tribunal saudí condenó a muerte al artista y poeta palestino Ashraf Fayadh por decapitación por «apostasía». Más tarde, sin embargo, el tribunal anuló la sentencia de muerte y la reemplazó con una pena de ocho años de prisión y 800 latigazos. La «evidencia» en contra de Fayadh se basó en los poemas incluidos en su libro Instructions Within , así como en publicaciones y conversaciones en las redes sociales que tuvo en una cafetería en Arabia Saudita.

En los últimos años, las relaciones entre los palestinos y Arabia Saudita han sido extremadamente tensas, en particular después de los informes sobre un acercamiento entre los saudíes e Israel. Varios palestinos han recurrido a las redes sociales para hablar con los líderes sauditas de Badmouth y los han denunciado como corruptos, con retraso mental y traidores.

Por ahora, los funcionarios palestinos se niegan a comentar sobre informes sobre la represión contra los palestinos en Arabia Saudita. Los dignatarios palestinos son extremadamente cuidadosos cuando se trata de criticar a los jefes de estado árabes o las políticas de los gobiernos árabes. Parecen temer que cualquier crítica a los líderes y gobiernos árabes empeorará las condiciones de los palestinos en el mundo árabe. También parecen temer perder el respaldo político árabe para el liderazgo palestino, especialmente cuando la administración estadounidense se prepara para anunciar su tan esperado plan para la paz en el Medio Oriente, también conocido como el «acuerdo del siglo».

Los líderes palestinos no parecen preocuparse por el sufrimiento de su pueblo a manos de los árabes. Sin embargo, estos mismos líderes son rápidos para condenar a Israel en casi todas las ocasiones y plataformas disponibles. Los líderes palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza están tan ocupados luchando entre sí (e Israel) que parecen haberse olvidado de los palestinos en los países árabes, que son asesinados, heridos y arrestados todos los días.

Fuente: Gatestone Institute

Khaled Abu Toameh, un periodista premiado residente en Jerusalén, es un becario de periodismo Shillman en el Instituto Gatestone.

¿Una nueva era en las relaciones entre el Estado de Israel y el Golfo?

Resultado de imagen para Edy Cohen
Edy Cohen

RESUMEN EJECUTIVO: Muchos en el Golfo están comenzando a comprender que su apoyo a los palestinos es perjudicial para sus propios intereses. Además de las consideraciones prácticas, el hecho de que los palestinos se hayan acercado más a Irán ha provocado ira en muchos estados del Golfo, que ven al régimen islamista como un enemigo y los vínculos cada vez más estrechos de los palestinos con Teherán como una traición.

Emiratos Árabes Unidos, FM Anwar Gargash fue citado recientemente por el periódico en idioma inglés de Abu Dhabi,  The National  , diciendo: “Hace muchos, muchos años, cuando hubo una decisión árabe de no tener contacto con Israel, fue una decisión muy, muy equivocada. , mirando hacia atrás ”. Predijo que aumentarán los contactos entre Israel y los estados árabes y pidió un“ cambio estratégico ”en las relaciones entre árabes e israelíes que permitiría el“ progreso en el frente de paz ”entre Israel y los palestinos.

No hay duda de que los comentarios de Gargash se hicieron con el aliento y la guía del príncipe heredero de Abu Dhabi, Muhammad bin Zayed bin Sultan al-Nahyan. En los estados árabes, no es habitual hacer declaraciones en apoyo de Israel sin el conocimiento y la aprobación de los que están al mando.

Esta no es la primera vez que altos funcionarios del estado del Golfo Árabe expresan su apoyo a Israel. Se sabe que la FM de Bahrein lleva a Twitter para emitir declaraciones a favor de Israel y contra Irán.

El otoño pasado, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, recibió el tratamiento real cuando visitó Omán junto con el jefe del Mossad, Yossi Cohen. En los últimos meses, docenas de atletas israelíes han competido en eventos deportivos en Qatar y Abu Dhabi, y el himno nacional de Israel se ha jugado varias veces en Doha, la capital de Qatar. Los miembros del Partido Likud y los ministros del gobierno, Yisrael Katz, Ayoub Kara y Miri Regev también han visitado el Golfo.

¿Qué ha cambiado en el golfo? ¿Cómo ha sido reemplazado el apoyo a los palestinos por el apoyo a Israel?

Parece que la gente del Golfo está adoptando una nueva postura cuando comienzan a comprender que su apoyo a los palestinos es perjudicial para sus propios intereses. Además de las consideraciones prácticas, el hecho de que los palestinos se hayan acercado más a Irán ha provocado ira en muchos estados del Golfo, que ven al régimen de los ayatolás como un enemigo y los vínculos cada vez más estrechos de los palestinos con Teherán como una traición.

Cualesquiera sean las razones, los vínculos de calentamiento de Israel con el Golfo son un logro importante que se puede atribuir a PM Netanyahu. Los estados del Golfo Árabe están interesados ​​en ser parte del mundo occidental y se acercan a Israel en consecuencia, no por amor a Sión, sino porque entienden que el camino hacia los lazos más cálidos con Occidente y Estados Unidos atraviesa Israel. Recuerdan cómo Estados Unidos liberó a Kuwait de la ocupación iraquí a principios de la década de 1990 y está interesado en mantener esos vínculos. No es en vano que haya más de 10 bases militares estadounidenses y británicas operando en seis Estados del Golfo: Kuwait, Qatar, Omán, Arabia Saudita, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos.

La mayoría de los líderes del Golfo han decidido alinearse con la política de Donald Trump sobre Irán, así como con su postura sobre el tema palestino, aunque no públicamente. Los lazos con Israel tienen como objetivo disuadir a los iraníes y proporcionar un medio de entrada a los Estados Unidos. Como sucede con otros estados árabes, la paz genuina no es el objeto de las aspiraciones de los estados del Golfo, sino el resultado de los intereses, así como la necesidad de mantener la seguridad, la estabilidad y la ayuda de los Estados Unidos.

La calle árabe no está interesada en nada más allá de un «acuerdo» y ciertamente no aboga por relaciones cálidas. Solo aquellos que no estén familiarizados con la mentalidad de la región deberían sorprenderse cuando un parlamentario jordano se pronuncia contra Israel o cuando Egipto vota contra Israel en la ONU.

Los comentarios pro-israelíes de Gargash, entonces, constituyen un desafío para la diplomacia israelí. ¿Es este un cambio para mejor? ¿Flotará la relación libremente a la superficie? Uno espera que este sea el comienzo de una nueva era en las relaciones con los estados del Golfo, una de las relaciones abiertas y abiertas.

Fuente: The Begin Sadat Center for Strategic Studies.

*El Dr. Edy Cohen es investigador en el Centro BESA y autor del libro El Holocausto en los ojos de Mahmoud Abbas (hebreo).

Irán ha gastado cientos de miles de dólares para prevenir el avance diplomático con Israel

Una célula terrorista en África central que fue contactada por Irán como un intento de importar ideología anti-occidental y llevar a cabo ataques fue descubierta y desmantelada, según un informe exclusivo revelado por la cadena de televisión i24NEWS.

La división al-Quds de Irán, conocida como Unidad Especial para Operaciones Externas o Unidad 400, estuvo detrás del reclutamiento y entrenamiento de hombres entre las edades de 25 a 35 años, varios de los cuales ya pertenecen a un grupo terrorista designado que opera en la región conocida como Seleka. – Para cometer ataques terroristas contra occidentales residentes en el continente.

«Queremos crear un ejército para luchar contra los occidentales en África», dijo Ismael Djida, el jefe de la célula de África central, a i24NEWS.

Ali Pahoon fue nombrado como el oficial de las fuerzas iraníes que se especializa en dirigir células terroristas con base en África.

Aparentemente, Irán se ha dirigido a países específicamente comprometidos en conversaciones diplomáticas con Israel, como Sudán, Sudán del Sur, Eritrea, Chad, Níger, Gambia y la República Centroafricana.

Cientos de miles de dólares han sido donados por la República Islámica para prevenir el avance diplomático con Israel.

Irán le pagó al líder de la milicia Seneka, Michel Djotodia, $ 150,000 por reclutamiento de terroristas con el objetivo de desestabilizar a cualquier país que mantenga relaciones diplomáticas con el estado judío.

En los últimos años, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se embarcó en una campaña activa para construir o renovar los lazos con los países africanos que se han negado a reconocer a Israel o se han distanciado del conflicto con los palestinos.

La red fue detenida en Chad, un país que había sido visitado por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a principios de este año.

Chad es uno de los varios estados africanos que participan en operaciones respaldadas por Occidente contra Boko Haram y los jihadistas del Estado Islámico, pero también ha sido criticado por grupos internacionales de derechos humanos por varias violaciones, incluidos asesinatos arbitrarios cometidos por fuerzas de seguridad, leyes vigentes que criminalizan la homosexualidad, como así como la discriminación por razón de género y la violencia.

El viaje de Netanyahu se anunció mientras el presidente de Chad, Idriss Déby, visitó Israel en noviembre, lo que marca la primera visita de un líder de la nación de mayoría musulmana de África occidental desde el establecimiento del Estado judío en 1948.

Israel y Chad no han tenido relaciones formales desde la década de 1970, cuando el conflicto árabe-israelí abrió una brecha entre Israel y los países africanos, muchos de los cuales se vieron envueltos en sus propias luchas de liberación.

 Israel ha ofrecido la posibilidad de cooperación en campos que van desde la seguridad a la tecnología y la agricultura, para mejorar los lazos en el continente.

Netanyahu ha viajado tres veces a África en los últimos dos años, visitando Kenia, Ruanda, Etiopía, Uganda y Liberia.

Fuente: i24News.