Un año después del intento de independencia fallido, los kurdos de Irak votan por el parlamento

Un año después de una fallida apuesta por la independencia, los kurdos iraquíes votarán nuevamente el domingo, esta vez en unas elecciones parlamentarias que podrían interrumpir el delicado equilibrio de poder en su región semiautónoma.

Con los partidos de la oposición débiles, es probable que el Partido Democrático del Kurdistán (KDP) y la Unión Patriótica de Kurdistán (PUK) extiendan sus casi tres décadas de compartir el poder.

Pero las divisiones dentro del PUK presentan la posibilidad de que el KDP de Masoud Barzani tome una posición dominante en la política kurda, tanto en la capital regional Erbil como en la difícil formación de un gobierno federal en Bagdad.

El polémico referéndum sobre la independencia en 2017, liderado por Barzani, prometió encaminar a los kurdos de Iraq hacia el camino de la patria.

En cambio, una rápida reacción de Bagdad destruyó esas perspectivas y disminuyó la autonomía de la región.

Hablando en el primer aniversario de la votación, Barzani, quien renunció como presidente kurdo a continuación, dijo a miles de hombres que agitaban banderas en Erbil: “Nunca renunciaremos a nuestra dignidad o honor”.

Pero Barzani, que sigue siendo el líder del KDP y principal receptor de votos, también agregó que “incluso mil años de guerra no resolverán el problema”.

Aunque las relaciones con Bagdad han mejorado, la región kurda ha perdido territorio y autonomía económica, y la frustración de los votantes está aumentando.

“Esta es la primera vez que no votaré”, dijo Ahmed Abdullah, un jubilado de 68 años. “Las dos partes en el poder roban y mienten, y así es como se mantienen en el poder. He dejado de creer que algo va a cambiar”.

“NADA CAMBIA”

Abdullah había sido partidario del PUK, el segundo partido más grande, dirigido por la familia Talabani y con base en Sulaimaniya.

El PDK y el KDP del clan Barzani basado en Erbil forman juntos un duopolio dinástico basado en el mecenazgo en las regiones que controlan respectivamente. Pero años de política estancada, salarios no pagados y corrupción han socavado la fe en la política y reducido la participación en las últimas elecciones.

La situación no fue ayudada por la suspensión del parlamento entre 2015 y 2017 debido a la lucha interna.

“¿Qué sentido tiene votar? Nada cambia, si votamos o no. Las cosas empeoran”, dijo el maestro de 38 años Alan Baram.

El líder del KDP, Hoshyar Zebari, reconoció que las denuncias de fraude kurdo en las elecciones federales de mayo habían socavado la confianza pública, y dijo que la votación del domingo fue “crítica para restablecer la legitimidad de nuestras instituciones”.

Pero la mayoría de los principales partidos dicen que no esperan que más del 40 por ciento de los 3.85 millones de votantes registrados vayan a las urnas, por debajo del mínimo histórico del 44.5 por ciento que votó en las elecciones federales.

Una baja participación podría beneficiar al KDP y PUK, cuyos votantes tienden a estar más comprometidos, respetando su papel en el establecimiento de la autonomía después de la Guerra del Golfo de 1991.

El KDP también exige cierto respeto por el inicio del referéndum, a pesar de las consecuencias negativas para la región, mientras que el PUK aún debe sanar las divisiones internas que se abrieron cuando su fundador, Jalal Talabani, murió en 2017.

ALEGATOS DE FRAUDE

Esas divisiones PUK no han sido ayudadas por la decisión de Barham Salih de abandonar la Coalición de la oposición por la Democracia y la Justicia, que él fundó, para volver a unirse al PUK y buscar la presidencia iraquí.

El ex partido de Salih casi se ha derrumbado y, despejando más el campo para el KDP, el principal partido de la oposición, Gorran, todavía se está reconstruyendo después de la muerte de su líder carismático en 2017.

Todos los partidos de la oposición se vieron aún más debilitados por las pésimas actuaciones en las elecciones federales de mayo, en medio de múltiples acusaciones -no confirmadas en el recuento posterior- de fraude por parte de los dos principales partidos.

“Si hay un fraude generalizado de nuevo, todos los partidos de la oposición se verán disminuidos”, dijo Attah Mohammed, del Grupo Islámico del Kurdistán, un sentimiento que se hizo eco de otros líderes de la oposición.

Las elecciones arrojarán sombras en Bagdad, donde el KDP y el PUK están compitiendo por el puesto de presidente federal, reservado para los kurdos desde que una coalición encabezada por Estados Unidos derrocó a Saddam Hussein en 2003.

Aunque históricamente el puesto ha sido ocupado por el PUK, el KDP ha presentado su propio candidato.

Kamal Chomani, un compañero no residente en el Instituto Tahrir para Política de Medio Oriente con sede en Washington, dijo que, a pesar de que ya no era presidente de Kurdistán, Barzani esperaba ser visto como el líder kurdo más destacado:

“Quiere que todos los jugadores vengan a verlo a Erbil cada vez que necesiten lidiar con los kurdos”.

Si ese tipo de política de poder inspirará a muchos a votar parece dudoso.

“Solo voté en el referéndum porque era para Kurdistán”, dijo Mostafa Ali, vendedor de frutas de 20 años, en Erbil. “Estas elecciones son para los partidos, no para el Kurdistán”.

Fuente: The Region

2 opiniones en “Un año después del intento de independencia fallido, los kurdos de Irak votan por el parlamento”

  1. No se por que me debe interesar lo que sucede en Irak y el Medio Oriente.
    Me parece que tenemos problemas mas complejos y de actualidad que nos afectan en nuestra región.
    No creo que pueda hacer Ni lo mas mínimo para ayudar a resolver los problemas de Medio Oriente, y lo que pudiera hacer es tan insignificante.
    por eso pregunto como me ayuda

    1. Hola Numa, la pregunta es muy válida, sin embargo podríamos decir: “No se por qué me debe interesar lo que sucede en Nicaragua si en Costa Rica tenemos problemas más complejos y de actualidad que nos afecta como sociedad”, la existencia de centros de estudios de diferentes regiones viene a ayudarnos a resolver problemas como sociedad. Quién dice que lo que ocurre en Medio Oriente no nos afecta? Basta con ver los costos de los hidrocarburos cuando hay conflictos armados en las regiones de donde se compra para la industria y el comercio exterior, o por ejemplo, sabía usted que hay grupos radicales que están teniendo presencia en países de nuestra región como la “Triple frontera” en el Sur de América, o presencia del Hezbolá libanés en Venezuela, o el hecho que Nicaragua tiene una de las embajadas más grandes de Irán en nuestra región, siendo el régimen iraní uno de los principales patrocinadores del terrorismo internacional.

      Usted dice “…No creo que pueda hacer ni lo más mínimo para ayudar a resolver los problemas de Medio Oriente, y lo que pudiera hacer es tan insignificante…” y yo le respondo con todo respeto que existe un importante poder en la constancia de las acciones, como la gota de agua contante sobre una roca, hacer visible este tipo de situaciones y educar a las nuevas generaciones puede generar cambios, por ejemplo, si usted tiene un hijo o un nieto que es formado con responsabilidad para aprender una carrera que influya a nivel internacional podría pensar que usted no hizo nada, pero la chispa que encendió en su hijo o nieto podría transformarse en un verdadero generador de cambio en un futuro.

      Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *